El Día de Conmemoración de los Mártires y Héroes del Holocausto en 2014

martires judiosEl día de conmemoración de los Mártires y Héroes del Holocausto (en hebreo Yom Hashoá) es un día nacional de memoria en Israel, en el cual son recordados los seis millones de judíos asesinados en el Holocausto. Es un día solemne, comenzando al atardecer del 27 del mes de Nisan y terminando la noche siguiente, según la costumbre tradicional judía de conmemorar un día entero.
Los lugares de entretenimiento estarán cerrados y se llevarán a cabo ceremonias de memoria en todo el país. La ceremonia central, será en la noche y a la mañana siguiente, se llevarán a cabo diversos actos oficiales en Yad Vashem que serán transmitidos en director por emisoras de radio y televisión.
Marcando el inicio del día con la presencia del Presidente del Estado y el primer ministro, sobrevivientes, hijos de sobrevivientes y sus familias, se reunirán junto con el público en general, participarán en la ceremonia conmemorativa en Yad Vashem, en la cual se encienden seis antorchas que representan a los seis millones de judíos asesinados.
A la mañana siguiente, la ceremonia en Yad Vashem comienza con el sonido de una sirena durante dos minutos en todo el país. Mientras dura el sonido, el trabajo se detiene, la gente deja de caminar por las calles, los coches paran en la carretera y todo el mundo en silencio, recuerda con atención y reverencia a las víctimas del Holocausto.
Luego, el foco de la ceremonia de Yad Vashem es la colocación de coronas de flores a los pies de las seis antorchas, por dignatarios y representantes de los grupos de sobrevivientes e instituciones. Otros sitios de conmemoración en Israel, son el kibutz Lojamei Haguetaot y el kibbutz Yad Mordejai. También se cumplen ceremonias de en escuelas, bases militares, municipios y lugares de trabajo.
Durante todo el día, la televisión y la radio transmiten programas sobre el Holocausto. En los últimos años, otros países y las distintas comunidades judías han adoptado el Yom Hashoá, en el día 27 de abril, para marcar su propio día de conmemoración de las víctimas del Holocausto.
La ceremonia de apertura oficial se llevará a cabo en Yad Vashem el domingo 27 de abril a las 20 horas.

Establecimiento de la Conmemoración
El nombre completo del día que conmemora a las víctimas del Holocausto, que en hebreo se denomina, “Yom Hashoá Vehagevura”, literalmente traducido como el “Día del Holocausto y el Heroísmo”. Está marcado por el día 27 del mes de nisan – una semana después del final de las vacaciones de Pesaj y una semana antes de Yom Hazikarón (Día de los Caídos en homenaje los soldados caídos de Israel). Recuerda el aniversario del levantamiento del gueto de Varsovia.
La fecha fue seleccionada por medio de una resolución aprobada por el Parlamento israelí, la Knesset, el 12 de abril de 1951. Aunque la fecha fue establecida por el gobierno israelí, se ha convertido en un día de conmemoraciones por las comunidades judías e individuos en todo el mundo. El nombre oficial del día es – Día de la Memoria del Holocausto y el Heroísmo – se formalizó por medio de una ley promulgada por el Knesset el 19 de agosto de 1953. El 4 de marzo de 1959, la Kneset aprobó otra ley que determinó, que se rendiría homenaje en celebraciones públicas a las víctimas de los levantamientos del Holocausto y de los ghettos.
A inicios de 1950, la educación israelí sobre el Holocausto (hebreo: Hashoá, la catástrofe) destacó el sufrimiento infligido a millones de judíos europeos por los Nazis.
Las encuestas realizadas en la década de 1950, indicaban que los jóvenes israelíes no simpatizaban con las víctimas del Holocausto, ya que creían que los judíos europeos fueron ‘conducidos como ovejas para el matadero”. El programa educativo israelí comenzó a desplazar el énfasis, y documentar cómo los judíos resistieron a sus torturadores nazis a través de la “resistencia pasiva”, conservando su dignidad humana en las condiciones más insoportables — y por medio también de la “resistencia activa”, luchando contra los Nazis en los ghettos y uniéndose a partidarios subterráneos que lucharon en el Tercer Reich y en los países ocupados.
Desde principios de los 60, el sonido de una sirena en Yom Hashoá detiene el tráfico y los peatones en todo el estado de Israel, por dos minutos de silencio. Todos los programas de radio y televisión durante este día se conectan en una u otra manera con el destino de los judío en la segunda guerra mundial, incluyendo entrevistas personales con los sobrevivientes.
Los programas musicales también adaptan la atmósfera de Yom Hashoá. No hay entretenimiento público en Yom Hashoá, como teatros, cines, bares, y otros lugares públicos, están cerrados en todo Israel.
Muchos rabinos ultra ortodoxos no aprueban este día de los caídos, aunque la mayoría de ellos tampoco lo ha rechazado formalmente. No hay ningún cambio en los servicios religiosos diarios en las sinagogas ortodoxas en Yom Hashoá. El rabinato ortodoxo de Israel promueve la fecha del diez de Tevet — un día de ayuno tradicional conmemorando el comienzo del asedio de Jerusalén en los tiempos antiguos, como el “día general de Kadish”, en el cual los judíos recitan la oración memorial y encienden velas en memoria de aquellos que perecieron en el Holocausto.

Varios rabinos ultra ortodoxos han recomendado añadir la lectura de poemas religiosos, que fueron escritos por rabinos contemporáneos a la liturgia del Nueve de Av y muchas comunidades siguen esta costumbre.Yom Hashoá en los Estados Unidos
Los judíos en América del Norte observan Yom Hashoá dentro de la sinagoga. Las comunidades judía, realizan servicios de conmemoraciones en las sinagogas, vigilias comunales y programas educativos. Para algunas congregaciones resulta más práctico celebrar ceremonias conmemorativas el domingo, que es más cercano al Yom Hashoá, mientras otros celebran el día 19 de abril, que es el aniversario del levantamiento del gueto de Varsovia.
Muchos programas en Yom Hashoá cuentan con una charla de un sobreviviente del Holocausto, recitación de las canciones apropiadas y las lecturas, o miran una película sobre el Holocausto. Algunas comunidades eligen acentuar la profundidad de la pérdida experimentada en el Holocausto, y leer uno tras otro los nombres de las víctimas judías del Holocausto, trayendo a la memoria a muchos de los asesinados por los nazis y sus colanboradores. Muchas escuelas judías también sostienen programas educativos relacionados con el Holocausto en ese día o cerca de Yom Hashoá.
En 1979, la Comisión Presidencial sobre el Holocausto, establecida por el Presidente Jimmy Carter, aprobó la conmemoración del día de la memoria del Holocausto en el Capitolio, con una ceremonia sin precedentes en donde asistieron el Presidente, el Vicepresidente y muchos miembros del Congreso. Desde 1979, las ceremonias cívicas se han celebrado en Washington, y en los estados y ciudades de forma individual.

Rituales y liturgia en homenaje a los seis millones
Los rituales asociados con Yom Hashoá todavía se están creando y varían ampliamente entre las sinagogas. También se han realizado en este día conmemorativas ceremonias en casas. Una sugerencia es que cada hogar judío debe encender una vela que se mantiene todo el día, tal como se hace para recordar a un ser querido que falleció.
Ha habido numerosos intentos de componer liturgia especial (texto y música) para Yom Hashoá. En 1988, el movimiento Reformista publicó “Los seis días de la destrucción”. Este libro, escrito por Elie Wiesel y el Rabino Albert Friedlander, estaba destinado a ser visto como un “sexto libro”, una adición moderna a los cinco rollos que se leen en los días festivos específicos. Seis relatos de supervivientes del Holocausto se yuxtaponen a los seis días de la creación que se encuentran en el Génesis.
En 1984, el rabino David Golinkin, del movimiento Masorti (conservador) en Israel escribió un artículo en el cual propuso un programa de celebración de Yom Hashoá, que incluyó el ayuno. Uno de los logros más recientes es Megilat Hashoá (del Holocausto) fue creada por el movimiento conservador, como un proyecto conjunto de rabinos y líderes laicos en Canadá, Estados Unidos e Israel.
Este testimonio del Holocausto contiene recuerdos personales de sobrevivientes del Holocausto y está escrito en estilo bíblico. Fue redactado bajo la dirección del profesor Avigdor Shinan de la Universidad Hebrea y publicado por la Asamblea Rabínica Internacional, el organismo internacional de rabinos conservadores y el Instituto Schecter de estudios del movimiento Masorti (conservador) en Jerusalén.
El rabino Avraham (Avi) Weiss, un rabino ortodoxo moderno de Nueva York, escribió una Hagadá especial para el seder de Yom Hashoá, para crear un seder (muy parecido al de Pascua y Tu bishvat) en donde se relata la historia del Holocausto. Mientras que los rituales de Yom Hashoá están todavía en proceso de cambio, se trata de que este día tenga un gran significado para los judíos en todo el mundo. El tema abrumador que recorre todas las celebraciones es la importancia de recordar — por medio del recuerdo a las víctimas de esta catástrofe y asegurándose que una tragedia así nunca volverá a pasar.
La Shoá (Holocausto) plantea un enorme desafío al judaísmo y ha levantado muchas preguntas: ¿se puede ser un judío creyente después del Holocausto? ¿Dónde estaba Dios? ¿Cómo puede uno tener fe en la humanidad? Frente a este reciente acontecimiento en la historia, ¿realmente importa las prácticas del judaísmo? Laicos y teólogos judíos han luchado con estas preguntas durante décadas. El hecho de que los judíos todavía se identifican como judíos, practiquen su religión — y hayan abrazado la celebración de Yom Hashoá, da algunas respuestas a las preguntas planteadas por el Holocausto.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com