El COVID-19 puede sobrevivir hasta 28 días en dinero y vidrio

El virus que causa el COVID-19 puede sobrevivir en billetes de banco, vidrio y acero inoxidable hasta 28 días, mucho más que el virus de la gripe, dijeron el lunes investigadores australianos, que destacaron la necesidad de limpiar y lavarse las manos para combatir el virus .

Investigadores de la agencia científica nacional de Australia, CSIRO, encontraron que a 20 grados Celsius (68 grados Fahrenheit) el virus SARS-COV-2 permaneció infeccioso durante 28 días en superficies lisas como billetes de plástico y vidrio que se encuentran en las pantallas de los teléfonos móviles. El estudio fue publicado en Virology Journal.

En comparación, se ha descubierto que el virus de la influenza A sobrevive en superficies de billetes y vidrio durante 17 días.

La investigación de CSIRO implicó secar el virus en una mucosidad artificial en una variedad de superficies a concentraciones similares a las de las muestras de pacientes con COVID-19 y luego extraer el virus al cabo de un mes.

Los experimentos realizados en entornos de laboratorio controlados a 20, 30 y 40 grados C mostraron que el tiempo de supervivencia disminuía a medida que aumentaba la temperatura.

“Establecer cuánto tiempo permanece el virus realmente viable en las superficies nos permite predecir y mitigar con mayor precisión su propagación y hacer un mejor trabajo para proteger a nuestra gente”, dijo el presidente ejecutivo de CSIRO, Larry Marshall, en un comunicado.

Las proteínas y grasas en los fluidos corporales también pueden aumentar considerablemente los tiempos de supervivencia del virus.

“La investigación también puede ayudar a explicar la aparente persistencia y propagación del SARS-CoV-2 en ambientes fríos con alta contaminación de lípidos o proteínas, como las instalaciones de procesamiento de carne, y cómo podríamos abordar mejor ese riesgo”, dijo Trevor Drew, director del Centro Australiano de Preparación para Enfermedades del CSIRO.

A Australia le ha ido mucho mejor que a la mayoría de las otras naciones ricas en la lucha contra el COVID-19, con un total de aproximadamente 27.000 infecciones y 898 muertes en una población de 25 millones.

El epicentro de la segunda ola de infección del país, el estado de Victoria, reportó 15 nuevos casos el lunes, muy por debajo del objetivo de menos de cinco que el gobierno ha establecido para aliviar un duro bloqueo en la capital del estado, Melbourne.

Nueva Gales del Sur, el estado más poblado, informó el lunes de seis nuevos casos, cinco de los cuales fueron viajeros devueltos en cuarentena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *