El corredor de maratones que murió al alcanzarle un rayo pocos metros antes de la línea de meta

“Las posibilidades de morir por un rayo son una entre un millón, y Thomas como persona era realmente uno entre un millón”.

Así definió la familia de Thomas Stanley a este joven de 33 años, quien el sábado murió fulminado por un rayo justo cuando apenas le faltaban 400 metros para llegar a la meta de la carrera en la que estaba compitiendo.

El suceso ocurrió en Kansas, Estados Unidos, cuando Stanley participaba en un ultramaratón de 50 km que se celebraba en el parque estatal Elk City.

Tras ser alcanzado por el rayo, Stanley recibió primeros auxilios de los organizadores y de otros corredores, pero falleció a causa del impacto, dijo la policía.

La directora de la carrera, Carolyn Robinson, explicó que el día empezó con sol y calor antes de que una tormenta golpeara la zona “de repente”.

Robinson señaló que Stanley fue alcanzado por el rayo en el momento en que la tormenta estalló.

Mientras Stanley era atendido por algunos de los allí presentes, otras personas condujeron a la línea de meta para que otros corredores se pudieran poner a salvo en sus vehículos.

Rayo

Una persona que vive 80 años tiene una posibilidad entre 15.300 de ser alcanzada por un rayo.

“Muchos de los corredores que le ayudaron lo están pasando muy mal lidiando con esta pérdida”, explicó Robinson. “Hicieron todo lo que pudieron”.

Corredor experimentado

Stanley estaba casado y tenía tres hijos. Un recaudador de fondos para la familia recolectó más de US$45.000 en solo 24 horas.

“Disfruté 15 benditos años conociendo a mi mejor amigo y estaba planeando disfrutar 79”, escribió en Facebook su mujer, Ashley Stanley, quien aseguró que perdió “a mi mejor amigo, padre de nuestros bebés y amor”.

Los organizadores de la carrera dijeron que Stanley fue incluido entre quienes acabaron la carrera porque aunque no cruzó la línea de meta, completó la distancia total.

Su esposa recibió una medalla de la carrera a nombre de su marido, informaron los medios locales.

Uno de sus amigos, Ben Davis, describió a Stanley como “un corredor devoto” que había participado en al menos dos carreras mucho más largas, de más de 100 kilómetros. Davis corrió a su lado en algunos fragmentos de esas carreras para darle apoyo.

Las previsiones meteorológicas apuntaban que habría fuertes tormentas en la zona antes de la carrera.

Según el Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU., existe una posibilidad entre 15.300 de ser alcanzado por un rayo durante una vida útil de 80 años, y solo el 10% de los que son alcanzados mueren.

Este organismo informó que 18 personas han perdido la vida en el país tras ser alcanzadas por un rayo en lo que va de año.

 

fuente.bbcmundo