EL CIGARRILLO TAMBIÉN DAÑA LA SALUD MENTAL, REVELA NUEVO ESTUDIO

Durante décadas, los médicos han advertido acerca de los riesgos del tabaco para la salud. Sin embargo, sus advertencias se han centrado en riesgos físicos como el cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas, bajo peso al nacer y alta presión arterial.

Ahora, el profesor Hagai Levine de la Facultad de Salud Pública y Medicina Comunitaria de la Universidad Hebrea de Jerusalén, en colaboración con la profesora asistente Tatjana Gazibara de la Universidad de Belgrado y la estudiante de doctorado Marija Milic de la Universidad de Pristina, publicaron nuevos hallazgos sobre los riesgos para la salud mental relacionados con el tabaco.

El estudio se publicó el miércoles en la revista PLOS ONE, informó el sitio The Times of Israel.

Los investigadores realizaron una encuesta a más de 2,000 estudiantes en universidades serbias con diferentes entornos sociopolíticos y económicos. Sus hallazgos mostraron que los estudiantes que fuman tienen mayores índices de depresión clínica que sus pares no fumadores.

Específicamente, en la Universidad de Pristina, el 14 por ciento de los fumadores sufrieron de depresión en comparación con el 4 por ciento de sus pares no fumadores, y en la Universidad de Belgrado los números fueron del 19 y 11 por ciento, respectivamente.

Además, independientemente de sus antecedentes económicos o sociopolíticos, los estudiantes que fuman tenían mayores índices de síntomas depresivos y puntuaciones más bajas de salud mental, como vitalidad y funcionamiento social, que los no fumadores.

“Nuestro estudio se suma al creciente conjunto de pruebas sobre el vínculo entre el tabaco y la depresión”, indica Levine de la Universidad Hebrea. “Aunque tal vez sea demasiado pronto para afirmar que el tabaco causa depresión, parece tener un efecto adverso sobre nuestra salud mental”.

Levine hizo un llamado a los legisladores para que tomen en cuenta los efectos de salud mental del tabaco al establecer políticas de no fumar.

Las universidades deben “abogar por la salud de sus estudiantes mediante la creación de ‘campus libres de humo’ que no sólo prohíban fumar en el campus, sino también la publicidad del tabaco”, enfatizó.

En combinación con políticas para prevenir, evaluar y tratar los problemas de salud mental, y la adicción, estas medidas contribuirían a combatir los efectos nocivos que el tabaco tiene sobre nuestros estados físicos y mentales, aseguró Levine.

La universidad señaló que Levine recibió honorarios de conferenciante de la compañía farmacéutica Pfizer, que distribuye un método de farmacoterapia para dejar de fumar en Israel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com