El cañón que está desapareciendo a toda velocidad.

140820120559_canon1La gran formación rocosa fotografiada en el centro del cañón desapareció en una hora durante una crecida del río en 2012.

Un cañón en Taiwán, recortado entre rocas levantadas por un terremoto en 1999, está desapareciendo a una velocidad sin precedentes.

Los geólogos dicen que el río Daan, que crece regularmente con mucha violencia, borrará el desfiladero del mapa en 50 años.

Esta región es sacudida por grandes terremotos cada 300-400 años, pero el caso del cañón explica por qué hay tan poca evidencia de antiguos temblores, algo que dificulta mapear y hacer predicciones sobre las fallas tectónicas.

Además, la inaudita rapidez de este fenómeno ofrece a los investigadores la oportunidad de ser testigos de la erosión del desfiladero como si fuera una película acelerada.

Borrando las pruebas

Video de una crecida en acción

“Lo impresionante de este lugar es que está ocurriendo tan rápido que podemos verlo”, afirma Kristen Cook, geóloga del Centro Alemán de Investigación de Geociencias en Postdam (GFZ, por sus siglas en alemán).

“Podemos ver procesos que no se pueden reconstruir”.

Cuando ocurrió el terremoto de Jiji en 1999, una plataforma de roca de diez metros de alto fue empujada hacia arriba y creó una barrera natural de 1 kilómetro de largo a través del valle de río Daan en el oeste de la isla de Taiwán.

“La cantidad elevada era enorme”, le dijo Cook a la BBC.

“Imagina que un lado de tu casa se eleva diez metros, es un gran cambio”.

Y, sin embargo, no hay en el valle ninguna evidencia de levantamientos geológicos anteriores de este tipo.

“Si observáramos en la topografía para ver cuándo puede suceder algo como esto, no veríamos nada”, indicó la experta.

Pero ahora que ella y sus colegas han registrado la ferocidad con la que el río ataca las rocas, Cook no se sorprende.

Cañón del río DaanLa erosión de los cañones es difícil de estudiar porque normalmente toma siglos o millones de años, como el antiguo Gran Cañón en Arizona.

“El río puede eliminar muy eficazmente toda la evidencia”.

El Daan comenzó en 2004 a desbordar el dique natural formado por el terremoto, y el material arrastrado por el lecho fluvial abrió un nuevo cañón que para 2008 tenía 1.200 metros de largo y 20 de profundidad.

La formación recibe en chino el nombre de Gran Cañón del río Daan, y según Cook, tiene similitudes con su tocayo del río Colorado, en Arizona, EE.UU.

“Esa es una de las cosas interesantes, estimamos que el proceso es el mismo, pero acelerado”.

Nuevo mecanismo de erosión

Daño causado por el terremoto de 1999Los geólogos quieren predecir sismos como el de Taiwán, de magnitud 7,6, que causó la muerte de 2.000 personas y gran destrucción en 1999.

Cook visitó el valle unas 51 veces mientras estaba trabajando en la Universidad Nacional en Taiwán entre 2009 y 2013, y anotó mediciones detalladas cada uno o dos meses.

Además, hizo un registro de fotografía secuencial o time-lapse.

Dos veces por año, midió también la forma de todo el cañón con un escáner de láser.

“Eso toma alrededor de un día. Tienes que montar el escáner en un montón de sitios diferentes”, contó Cook.

“Acabas con algo así como 100 millones de puntos de datos”.

Todas estas observaciones revelan una erosión con una velocidad muy pocas veces vista por los geólogos: el río se está comiendo el cañón a un ritmo de 17 metros por año.

Crecida del río Daan en 2009Las crecidas del río, como esta de 2009, son las responsables de la desaparición del cañón.

La vertiginosa rapidez es fruto de la relativa blandura de las rocas y de las crecidas frecuentes que provocan los tifones.

Pero además, Cook y su equipo han identificado un mecanismo de erosión completamente nuevo, que ellos llaman “barrido corriente abajo”, tal como publican en la revista especializada Nature Geoscience.

Y esto ocurre porque el ancho del terreno inundable del río súbitamente se estrecha para pasar por el cañón y produce curvas marcadas en la corriente que pulverizan las rocas en el extremo río arriba del desfiladero, es decir, por donde entra el agua.

 

Contenido relacionado

La obras que pueden acabar o relanzar al Gran Cañón del Colorado

Gran CañónEl Gran Cañón es una de las siete bellezas naturales.

Planes para construir “restaurantes, hoteles y tiendas” en la tierra que pertenece a la etnia de los navajos en el lado oriental del Gran Cañón del Colorado han llegado a dominio público en Estados Unidos a partir de la publicación este domingo de un reportaje en el diario Los Ángeles Times.

La periodista del medio estadounidense Julie Cart señaló que la propuesta incluye también un teleférico que llevará a ocho turistas por vez en un viaje de 10 minutos hacia el piso del Cañón, “donde podrán pasear por un sendero elevado al lado del río hacia un restaurante ubicado en la confluencia de los ríos Colorado y Pequeño Colorado”.

El cañón, considerado una de las siete maravillas naturales del mundo, es visitado por más de 5 millones de turistas por año. La compañía detrás de la idea, Confluence Partners, estima que las nuevas atracciones tienen un potencial de 3 millones de visitas.

Pero no todos están atraídos por el proyecto. Funcionarios del Servicio de Guardaparques temen que las construcciones, ubicadas a unos tres kilómetros del parque natural, puedan tener un impacto adverso en la vista panorámica del área.

“Estas son amenazas serias para el futuro del parque”, le dijo al diario el Superintendente del Gran Cañón, Dave Uberuaga. “Debido a que el proyecto es potencialmente tan grande y de tan largo alcance, habrá un impacto en la experiencia de nuestros visitantes”.

“De pasada”

Pareja en el Gran CañónPara los impulsores del proyecto, actualmente solo se vive una experiencia distante con el Gran Cañón.

El encargado de llevar adelante las obras, R Lamar Whitmer, confía en que la iniciativa contribuirá a disfrutar más la visita a la atracción turística, ya que el paseo en teleférico -o cable carril- les permitirá a los visitantes ver el parque desde una perspectiva diferente.

Según el contratista, el parque solo ofrece una experiencia salvaje “de pasada”: “El visitante promedio no puede montar una mula hasta la base del cañón. Nosotros queremos que sientan el lugar desde la base”.

Varios miembros de Confluence Partners son de la tribu navajo y el grupo consultó a los ancianos de la comunidad sobre los planes.

La compañía envió una carta a la agencia de noticias AP diciendo que las obras traerán nuevos ingresos a los navajos y “creará trabajos para los jóvenes y los traerá más cerca de casa”.

Pero los medios de comunicación estadounidenses también han publicado críticas al proyecto.

Cicatrices

Teleférico en IsraelUn cable carril similar transporta turistas a la fortaleza de Masada, en Israel.

El periodista Hamilton Nolan del sitio de internet Gawker escribió: “Bendecidos con uno de los paisajes naturales más hermosos en la faz de la Tierra, se puede confiar que los héroes emprendedores de América harán lo correcto: construir un montón de porquerías y arruinar la vista por plata”.

En una carta al diario Navajo Times, una habitante de Arizona llamada Janene Yazzie dijo que el teleférico será una cicatriz en la pared del cañón.

“Es como profanar un lugar sagrado con un grafiti, sagrado no solo para nosotros, sino para Estados Unidos y gran parte del mundo. La gente viene al Gran Cañón por lo que es, para profanaciones pueden ir a Las Vegas”.

En otro medio, el High Country News, Carolyn Hopper opinió que para aquellos que hacen rafting en el Río Colorado, el complejo turístico interrumpirá la belleza natural de los alrededores.

“La relación con el entorno, cuando uno realiza ceremonias religiosas, requiere de estar bien emocionalmente para poder disfrutarlas. Temo que eso será lo que nos sacarán”

Leigh Kuwanwisiwma, director de la Oficina de Preservación Cultural Hopi

“Por la milla 62, varios días en el viaje por el río, será como encontrase con una atracción tipo Las Vegas y una multitud de gente”.

Ceremonias

Miembros de la vecina tribu Hopi también ha expresado su inquietud, ya que consideran la tierra alrededor de la confluencia de los ríos como un lugar sagrado.

“La relación con el entorno, cuando uno realiza ceremonias religiosas, requiere de estar bien emocionalmente para poder disfrutarlas. Temo que eso será lo que nos sacarán”, escribió el director de la Oficina de Preservación Cultural Hopi, Leigh Kuwanwisiwma en el Indian Country Today.

Pero los que están detrás del proyecto dicen que la iniciativa ayudará a las comunidades indígenas a “vigilar y proteger los sitios sagrados”, habitualmente profanados por los que hacen rafting en los ríos y los que hacen caminatas por los senderos.

Caminata de vidrioEsta no es la primera vez que obras en el Gran Cañón han sido fuente de controversias. En 2007 la tribu Hualapai colocó una caminata de vidrio que permite a los visitantes asomarse sobre el lado occidental de la atracción turística. Whitmar también estuvo involucrado en ese proyecto.

En 2007 otras obras en el Gran Cañón generaron críticas.

¿Conflicto legal?

El próximo paso para el proyecto será una votación del gobierno tribal Navajo. Si la iniciativa tiene luz verde, el gobierno estadounidense presentará su caso.

No se descarta una disputa legal, basada en dónde termina la jurisdicción federal alrededor del Colorado y dónde empieza la tierra de los navajos.

Los contratistas dicen que ellos pueden construir en cualquier lugar sobre la crecida más alta del río, pero el gobierno advirtió que bloquearán cualquier obra cercana a los márgenes del río.

Por lo que la decisión de si llegar a la base del cañón toma un día de caminata o unos minutos en un teleférico puede terminar en manos de un juez, como habitualmente ocurre en todas las disputas de tierra hoy en día.

Fuente:  BBC

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com