El Canciller de Irán desea Shaná Tová a todos los judíos

Por medio de su cuenta de Twitter, el canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, felicitó a los judíos de Irán y del mundo por la inminente festividad de Rosh Hashaná, con un notable mensaje político.

“En esta ocasión del año nuevo, deseo felicidad y, sobre todo, buena salud, a los judíos iraníes, y en sí, a todos. Los hijos de Adán, Abraham y Moisés son hermanos que merecen vivir en una paz real y democrática, no en un acuerdo de negocios. Nuestra propuesta ha sido el referéndum. L’Shaná Tová”, escribió Zarif.

La felicitación de Zarif fue acompañada por imágenes de una de las principales sinagogas de Teherán y devotos judíos locales.

Zarif se refirió de manera indirecta como un “acuerdo de negocios” a los recientes acuerdos de paz firmados entre Jerusalén, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin, intermediados por EE. UU., a los cuales el régimen iraní ha criticado duramente.

El propio canciller ha acusado públicamente a los EAU de “comprar” seguridad a Israel con su respectivo acuerdo de paz, que ha considerado una “puñalada en la espalda” al mundo árabe y musulmán.

El alto funcionario diplomático iraní también ha calificado como un “teatro” orquestado por el gobierno de Trump al acuerdo entre Israel y EAU con el que, asegura, solo buscan “determinar el destino de Palestina”.

En vista de ello, la segunda referencia política sostenida por Zarif en su mensaje de Rosh Hashaná: el referéndum, una idea sostenida por el régimen iraní para el conflicto palestino israelí que consiste en llevar a cabo un ejercicio de ese tipo entre la población musulmana, judía y cristiana que hoy se comprende en los territorios de Israel, Cisjordania y Gaza para poder decidir una solución.

Por su parte, un día después de la ceremonia en Washington, el presidente de Irán, Hassan Rohani, advirtió a los EAU y Baréin de que tendrán que asumir cualquier “consecuencia” que resulte de sus acuerdos firmados con Israel.