Ejército salvadoreño elevará controles para frenar robo de armas

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, anunció este martes que el Ejército intensificará los controles sobre sus armas, luego que cuatro ametralladoras desaparecieron en junio pasado de una guarnición militar.
El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, anunció este martes que el Ejército intensificará los controles sobre sus armas, luego que cuatro ametralladoras desaparecieron en junio pasado de una guarnición militar.

SAN SALVADOR.- “La Fuerza Armada va a profundizar sus procedimientos”, para “conservar” el material que tiene en virtud de “que no es la primera vez (que ocurre un robo)”, declaró el mandatario en una rueda de prensa.

El lunes último, el Ministerio de Defensa salvadoreño informó que con el apoyo del FBI está investigando el robo de las ametralladoras, que desaparecieron el pasado 21 de junio de un cuartel del oeste del país.

Luego de una investigación, el Ejército detuvo a un oficial y a dos integrantes de tropa del Regimiento de Caballería, a quienes con base al código castrense los acusó de “hurto militar”.

Las ametralladoras son del tipo M-60 calibre 7.62, un modelo que se empotra en vehículos de combate, y podrían ser vendidas por unos US$4 mil  a grupos de narcotraficantes.

Sánchez Cerén dijo que hace 15 días el ministro de la Defensa, general David Munguía, le informó del “desaparecimiento” de las ametralladoras, por lo que está a la espera de “un informe final” para “ver cuáles son las medidas que el alto mando” le va a proponer para “corregir” las “deficiencias” en el control de las armas.

En El Salvador la pérdida de armas en los cuarteles es frecuente, pero el caso más sonado se produjo en febrero de 1992, cuando un coronel robó de una brigada aérea cinco bombas de 500 libras.

Las bombas iban a servir al narcotraficante cartel de Cali en un plan con el que se pretendía asesinar al ahora extinto capo de la droga colombiano Pablo Escobar Gaviria, cuando se encontraba en la cárcel colombiana de Envigado.

POR AGENCIA AFP / EL SALVADOR