EEUU pide a Cuba “permiso humanitario” a Gross para el funeral de su madre

EEUU pide a Cuba permiso humanitario a Gross para el funeral de su madreEl Gobierno estadounidense pidió a Cuba conceder un “permiso humanitario” al subcontratista Alan Gross, preso en la isla, para que pueda viajar a EE.UU. y asistir al funeral de su madre, que falleció a los 92 años, informaron fuentes oficiales.

“Obviamente creemos que es una tragedia que no haya podido estar en casa en Estados Unidos para acompañar a su madre en su lecho de muerte”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

“Hemos instado al Gobierno cubano a conceder un permiso humanitario a Gross para que pueda viajar a EE.UU. y acompañar a su familia durante estos momentos de luto y hemos dejado muy claro que es una gran prioridad para nosotros”, indicó Psaki.

“No tengo los detalles sobre el momento específico” de la petición “pero obviamente ha sido reciente dada su muerte (la de la madre de Gross)”, apuntó.

“Este es un gesto que deberían de conceder”, añadió Psaki, quien dijo que se trataría de un permiso temporal y que Gross volvería a la isla una vez tenga lugar el funeral.

La familia de Gross informó que Evelyn Gross, de 92 años, falleció en la localidad de Plano, Texas (EE.UU.), después de una larga batalla contra el cáncer de pulmón.

“El último deseo de Evelyn Gross fue a ver a

su hijo antes de morir. Las autoridades cubanas se negaron a dar a Alan un permiso humanitario para visitar a su madre, a pesar de las reiteradas peticiones y la certeza de que se estaba muriendo”, dice la nota.La mujer había sido diagnosticada “con cáncer de pulmón hace cuatro años, después de que Alan fuese detenido y encarcelado por trabajar para el Gobierno de EE.UU.”, agrega.

La esposa del subcontratista, Judy Gross, dijo que el fallecimiento de su madre supone “un golpe devastador” para su marido y el resto de la familia y dijo estar “muy preocupada” ante la posibilidad de que ahora su esposo pierda la esperanza de volver a casa.

“Seguramente, debe haber algo que el presidente (de EE.UU. Barack) Obama puede hacer para asegurar la liberación inmediata de Alan”, agregó la esposa.

En abril, Gross hizo una huelga de hambre para protestar por el fracaso de ambos Gobiernos para resolver su situación, pero a petición de su madre el subcontratista puso fin al ayuno tras nueve días sin comer.

“Alan estaba muy cerca de su madre. Antes de su arresto, hablaba con ella por teléfono dos veces al día”, agregó.

Gross, de 64 años, fue arrestado y encarcelado el 3 de diciembre de 2009 y en 2011 se le condenó a 15 años de cárcel por lo que el Gobierno cubano describió como “acciones contra la integridad territorial del Estado”.

EE.UU. destaca que Gross trataba simplemente de proporcionar acceso “sin censura” a Internet para “una pequeña comunidad religiosa” judía en la isla. EFE