EE.UU primer caso de reinfección por COVID-19

Un hombre de Nevada parece ser el primer caso confirmado de reinfección por COVID-19 en EE.UU, de acuerdo a investigadores.

El caso se detalla en una preimpresión en línea de un estudio que aún no ha sido revisado por pares antes de ser publicado oficialmente.

El caso involucra a un hombre de 25 años que vive en Reno, Nevada, quien dio positivo por primera vez al COVID-19 a mediados de abril. Se recuperó, pero volvió a enfermarse a finales de mayo. La segunda vez, su enfermedad fue más grave, según el informe del caso.

Los investigadores informaron que la secuenciación genética del virus reveló que había sido infectado con una cepa ligeramente diferente, lo que indica una verdadera reinfección. Aún no está claro por qué el paciente fue reinfectado.

La causa podría estar en su sistema inmunológico, el virus en sí o una combinación de los dos, reportó NBCNews.

Mark Pandori, director del Laboratorio de Salud Pública del Estado de Nevada y uno de los autores del informe, enfatizó que la reinfección con el coronavirus parece ser rara. Este es el primer caso reportado en los EE.UU de entre los casi 6 millones de casos en el país hasta ahora, y “puede no ser generalizable” para el público, señaló el investigador.

Aún así, instó a la precaución. “Si lo ha tenido, no necesariamente puede ser considerado invulnerable a la infección” nuevamente, dijo Pandori, quien también es profesor asociado de patología y medicina de laboratorio en la Facultad de Medicina de Reno de la Universidad de Nevada.

“Hasta ahora, la evidencia sugiere que si se ha infectado y se ha recuperado, está protegido durante un período de tiempo”, dijo el Dr. Ashish Jha, director del Instituto de Salud Global de Harvard. “No sabemos cuánto tiempo, y vamos a encontrar casos individuales de personas para quienes eso no es cierto”, agregó.

De hecho, el lunes de esta semana se informó de un caso de reinfección por COVID-19 en Hong Kong, la primera confirmación de este tipo de reinfección durante la pandemia. También se informó esta semana que dos pacientes europeos, uno en Bélgica y otro en los Países Bajos, habían sido reinfectados con el virus.

Pero en esos casos, los pacientes no se enfermaron la segunda vez o desarrollaron formas mucho más leves de la enfermedad que su primera infección.

“Es de esperar que la segunda vez que las personas tengan síntomas mucho más leves o, idealmente, no tengan síntomas”, dijo Jha. Eso se debe a que el sistema inmunológico debería poder montar una respuesta más sólida, y el caso de Hong Kong fue “completamente consistente con eso”.

En el caso de Nevada, sin embargo, el hombre presentó síntomas más graves la segunda vez.

Cuando se infectó por primera vez, tenía síntomas típicos del coronavirus como dolor de cabeza, tos, dolor de garganta, náuseas y diarrea. En unos 10 días, los síntomas desaparecieron y dio negativo en la prueba del virus. Pero un mes después, el 28 de mayo, comenzó a sentirse enfermo nuevamente, experimentando mareos, además de los síntomas anteriores.

Esta vez, la enfermedad no se curó rápidamente. En una semana, su nivel de oxígeno en sangre cayó peligrosamente bajo. Necesitaba ayuda para respirar y fue hospitalizado. Una vez más, el hombre dio positivo a SARS-CoV-2.

“Eso es muy preocupante”, dijo el Dr. William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville. “Si este tipo de reinfección es común, entonces tenemos que preocuparnos por cuán fuerte será la protección que recibamos con las vacunas”, comentó Schaffner.

Sin embargo, si la reinfección fuera común, “lo habríamos visto. Hay tanta enfermedad en nuestro país”, lamentó Jha.

El Dr. Michael Mina, epidemiólogo de la Escuela T.H. Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard, dijo que los hallazgos no deberían causar alarma. “La gran mayoría de las personas que se infectan por segunda vez no se enfermarán y no terminarán en el hospital. Podría ser que la persona simplemente no tuvo una primera infección particularmente grave y no desarrolló una respuesta inmune tan buena”, destacó el especialista.

El caso ilustra la necesidad de prácticas de protección continuas, como usar cubrebocas, lavarse las manos y mantener las distancias físicas, para reducir el riesgo de segundas infecciones. “Necesitamos mantener todos los comportamientos que nos permitan mantener el virus a raya”, apuntó el especialista.