EE.UU. designa delegación que asistirá a toma posesión de Arce en Bolivia

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha dicho que Bolivia “juega un papel importante en el apoyo a un hemisferio occidental próspero, seguro y democrático”.

La Oficina de Prensa de la Casa Blanca dio a conocer el jueves por la noche los nombres de las personas, designadas por la administración Trump, para conformar la delegación presidencial que asistirá a la toma de posesión del presidente electo de Bolivia, Luis Arce Catacora, el 8 de noviembre de 2020 en La Paz, Bolivia.

Brent McIntosh, subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales, liderará la delegación de la que también forma parte la encargada de negocios de la embajada de EE.UU. en La Paz, Charisse Phillips; el Asistente Especial del presidente y Director Principal de Asuntos del Hemisferio Occidental y Consejo de Seguridad Nacional, Joshua Hodges y Kevin O’Reilly, subsecretario de Estado adjunto para Asuntos del hemisferio occidental.

Estados Unidos fue uno de los primeros países que elogió el desarrollo pacifico de los comicios en el país suramericano, el pasado 18 de octubre. Arce, exministro del expresidente Evo Morales, ganó en primera vuelta con un 55% de los votos, victoria que Washington reconoció.

Esta semana el secretario de Estado, Mike Pompeo, felicitó a través de su cuenta de Twitter a Arce y dijo espera poder “construir una relación bilateral entre Estados Unidos y Bolivia”. Además agregó que ese país “juega un papel importante en el apoyo a un hemisferio occidental próspero, seguro y democrático”.

El expresidente boliviano Evo Morales y el gobierno de EE.UU. mantuvieron una relación tensa desde que rompieron relaciones diplomáticas en 2008. Morales expulsó a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y a Philip Goldberg, entonces embajador de Estados Unidos en Bolivia.

La presidenta interina Jeanine Áñez reanudó las relaciones entre ambos países nuevamente, poniendo fin a las políticas implementadas por Morales, que renunció tras unas elecciones vistas como fraudulentas. Morales vive en Argentina y ha prometido regresar a Bolivia.