EE. UU. apuesta por activar las relaciones con sus socios regionales

La llegada a la Casa Blanca del entonces presidente Donald Trump interrumpió esta cita regional, que no se celebraba desde 2016.

La IX Cumbre de Líderes de Norteamérica que comienza este jueves en Washington DC ocupa un lugar importante en las intenciones de Estados Unidos por reavivar las relaciones con sus vecinos Canadá y México, según explicaron fuentes del gobierno del presidente Joe Biden

“Desde que ganó, la Administración Biden-Harris ha reafirmado la importancia de estas asociaciones regionales”, señaló un funcionario de alto rango de la Casa Blanca en intercambio telefónico con la prensa.

Aunque los temas migratorios, como el Programa Permanecer en México (MPP, por sus siglas en inglés) y la situación actual en la frontera “no formarán parte de la discusión”, los funcionarios reconocieron que es un asunto de vital importancia para la actual administración.

“Nuestra discusión bilateral con México relacionada con la migración se centrará mucho en las causas fundamentales no solo en Centroamérica, sino también en el sur de México”, explicó.

Los funcionarios dijeron que la discusión entre los mandatarios de los tres países podrá extenderse incluso a situaciones que actualmente acaparan la atención como son las de Venezuela, Nicaragua o Cuba.

Biden buscará dejar en claro la importancia de “un enfoque coordinado para la gestión de la migración”.

Uno de los funcionarios participantes adelantó que Biden “quiere comprometerse con todos los líderes de la región” sobre el tema migratorio, atendiendo al papel jugado por Canadá y México como “tres de los principales países de destino, para los migrantes y los solicitantes de asilo en la región”.

Combate al COVID-19

Tras casi dos años sufriendo el impacto de la pandemia de COVID-19, los programas de fabricación, distribución y aplicación de las vacunas se convirtieron en una causa colectiva en el mundo, pero específicamente en la región. Estados Unidos se ha convertido en un importante impulsor de la campaña.

“Los líderes van a llegar a un acuerdo mediante el cual con Canadá México, vamos a compartir algunas de las vacunas que fueron parte de un intercambio, y las vamos a compartir con la región. Vamos a hacer que expertos en salud pública determinen el momento y la cantidad y los tipos de dosis para que estemos trabajando en América del Norte no solo por nuestro propio bienestar y competitividad, sino como una forma de proyectar y apoyar a nuestros socios regionales para que regresen de la pandemia más fuertes que antes”, señaló un funcionario.

Según la fuente EE. UU. compartió con México 10,9 millones de vacunas en el área, lo que equivale al 10% de la existencia total que tienen los países.

En ese sentido, señaló: “Hubo una cierta cantidad de vacunas que Estados Unidos le dio tanto a Canadá como a México como parte de un canje”, e informó que está aun en manos de los expertos determinar la cifra real de lo acopiado.

* Con la colaboración de Jorge Agobian, periodista de VOA, desde la Casa Blanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio World Powered By : radioworld.com