Donald Trump : “Un nuevo día está por amanecer en Venezuela”

El presidente Donald Trump dijo el lunes en Miami que “un nuevo día está por amanecer en Venezuela”, en un acto en el que advirtió a los militares que no continúen cumpliendo órdenes del presidente en disputa Nicolás Maduro y que permitan la entrada de la ayuda humanitaria.

Trump también reiteró el respaldo de Estados Unidos al presidente interino Juan Guaidó.

La primera dama Melania Trump, por su parte, introdujo al presidente en la Universidad Internacional de Florida, donde venezolanos esperaron desde temprano para escucharlo. Dijo en un breve e improvisado discurso que ambos estaban “orgullosos” de ofrecer el apoyo al “grandioso pueblo” venezolano.

En Florida, viven unos 100.000 venezolanos y venezolanos-americanos en el exilio, equivalente a la mayor comunidad del país sudamericano en Estados Unidos.

“El pueblo de Venezuela está de pie por la democracia (…) y Estados Unidos está de pie a su lado”, dijo Trump recibiendo aplausos.

“Un nuevo día está por amanecer en Venezuela (…) El socialismo está muriendo y la democracia está renaciendo”, dijo Trump, aludiendo a Cuba y Nicaragua.

“(Los venezolanos) están volteando la página, dejando atrás el socialismo, dejando atrás la dictadura y no hay vuelta atrás”, señaló.

El presidente estadounidense también aseguró que Maduro “es un títere de Cuba y no un patriota venezolano”.

Además, dijo que EE.UU. busca una transición de poder pacífica en Venezuela, pero admitió que “todas las opciones se mantienen abiertas”.

Se refirió también al apoyo del mundo a la causa venezolana: “Todas las naciones del hemisferio tienen un interés compartido en evitar que la tiranía socialista se disemine, porque el socialismo por su naturaleza no respeta las fronteras, los derechos soberanos de sus ciudadanos, ni tampoco sus vecinos”.

Trump interrumpió su discurso para escuchar, en idioma español, a la madre del policía venezolano Óscar Pérez, quien se rebeló contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y fue abatido en una acción considerada como una “ejecución extrajudicial”.

“Estoy solicitando ayuda humanitaria y justicia para mi hijo, y su grupo que fueron asesinados vilmente”, dijo la madre de Pérez, parada al lado del mandatario de Estados Unidos.

A los militares que siguen apoyando a Maduro, los instó a ponerse del lado de los venezolanos y a permitir el ingreso de ayuda humanitaria al país.

“No encontrarán un puerto seguro, ni una salida fácil ni una forma de abandonar el país. Van a perder todo”, les advirtió si toman el camino de continuar al lado de Maduro.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com