Diagnóstico temprano del autismo mejora perspectivas de desarrollo del niño

Un estudio del la Universidad Ben-Gurión en Israel revela que un diagnóstico temprano del autismo puede mejorar drásticamente las perspectivas de desarrollo del niño, informó The Times of Israel.

Según los hallazgos del estudio publicado en la revista Autism, dos tercios de los niños con autismo diagnosticados antes de los dos años y medio mejoran sus habilidades significativamente, frente a solo el 23 por ciento de los niños diagnosticados cuando son mayores.

Los investigadores observaron una mejoría de dos o más puntos en una escala de ocho puntos que mide la gravedad del autismo en los dos años siguientes al diagnóstico.

“Hemos observado una diferencia muy significativa, ya que los niños diagnosticados antes tienden a estar más integrados socialmente y con mejores habilidades de comunicación”, explicó el profesor Ilan Dinstein.

“Esta es una llamada de alerta para los responsables de la salud pública sobre la importancia del diagnóstico. Los hallazgos envían un fuerte mensaje de que no podemos permanecer al margen mientras se pierde un tiempo valioso durante el cual los niños podrían estar recibiendo tratamiento a la espera de un diagnóstico”, apuntó.

En varios países, incluido Israel, si los padres no acuden a un neurólogo o psicólogo privado, pueden esperar meses para recibir un diagnóstico de autismo. Además, educar a los padres para detectar el autismo no es una prioridad importante, ya que suelen pasar por alto signos del desarrollo de sus hijos que podrían conducir a un diagnóstico oportuno.

Dinstein afirma que, aunque mucha gente da por sentado que un diagnóstico temprano es preferible, hasta ahora no ha habido datos suficientemente claros para documentar su importancia y hacer llegar este punto a los responsables de la política sanitaria.

Esto se debe a que estudios anteriores sobre el autismo se han centrado en niños de tres años o más en el momento del diagnóstico. El Centro Nacional Azrieli para la Investigación del Autismo y el Neurodesarrollo, un proyecto dirigido por la Universidad Ben Gurión dirigido por Dinstein, tiene acceso a conjuntos de datos inusualmente amplios de niños que fueron diagnosticados de forma temprana y tardía.

El centro rastrea a niños desde edades muy tempranas a través de una base de datos que contiene una gran cantidad de información, aportada con el consentimiento de los padres, sobre los retos y el progreso de niños autistas en Israel.

“Estamos demostrando que el diagnóstico y la garantía de un tratamiento temprano tienen un impacto muy fuerte en el potencial de desarrollo de las habilidades sociales”, señaló Dinstein. “Creemos que esta mejoría se debe a la mayor plasticidad del cerebro y flexibilidad del comportamiento, que es una característica fundamental de la primera infancia”.

“Estos resultados destacan la importancia del diagnóstico y el tratamiento temprano del trastorno del espectro autista, y motivan que se dé mayor prioridad a la detección universal del autismo antes de los dos años y medio. Creemos que estas espectaculares mejoras tempranas tienen un impacto a largo plazo, y ahora estamos explorando esto en otros estudios de seguimiento con los mismos niños”.

Dinstein expresó la esperanza de que el estudio tenga un impacto en la política hacia el autismo, ya que las dependencias gubernamentales deciden a dónde asignar los fondos y si es realmente útil invertir en el diagnóstico temprano.

“Esto tiene un impacto a muy largo plazo en los cambios que los niños pueden efectuar”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio World Powered By : radioworld.com