Cronología de nueva caravana de migrantes hacia EE.UU.

Hasta el cierre del domingo, más de 1.300 personas habían sido retornadas a Honduras, según autoridades de migración.

CIUDAD DE GUATEMALA – La nueva caravana de migrantes que salió la semana pasada desde la ciudad de San Pedro Sula en Honduras, con el objetivo llegar a Estados Unidos, está varada en la frontera con Guatemala, donde las autoridades de ese país tratan de impedir su paso.

El primer grupo de aproximadamente 150 personas salió el jueves 14 de enero hacia la frontera El Corinto, en el departamento de Izabal, sin embargo, durante la mañana del día siguiente no se les permitió el paso y fueron retornados en autobuses del Ejército guatemalteco hacia la región central de Honduras.

En la mañana del viernes 15 de enero, un grupo más fuerte, se dirigió a la frontera de El Florido. Eran aproximadamente 3.000 hondureños que llegaron ya en horas de la noche y lograron cruzar por la fuerza, sin cumplir con los requisitos solicitados por autoridades migratorias.

Guatemala les exige que se registren con su documento de identificación y su prueba negativa de COVID-19. Sin embargo, eran muchos y no pudieron ser detenidos. Esa misma noche caminaron hacia la cabecera de Chiquimula, donde pasaron la noche.

Mientras tanto, otro grupo de las mismas proporciones se movilizaba desde Copán, Honduras, hacia la misma frontera. Entraron a territorio guatemalteco durante la madrugada del sábado 16 de enero y se unieron con el grupo anterior, para sumar más de 6.000 personas.

Ese mismo día, pasadas las 11:00 horas, un último grupo de migrantes ingresó por el mismo punto fronterizo El Florido. Todos los grupos de migrantes están formados por una mayoría de hombres, pero también por mujeres y niños de todas edades, incluso bebés en sus coches.

Ante la masiva afluencia de migrantes en territorio guatemalteco, elementos de la Policía Nacional Civil y el Ejército tenían instaladas barreras humanas para evitar el desplazamiento, sin embargo, no era suficiente por la cantidad de personas que formaban cada grupo de la caravana.

Hondurans taking part in a new caravan of migrants, set to head to the United States, gather in front of police officers…
La nueva caravana de migrantes se enfrenta al bloqueo de la policía y el ejército en Vado Hondo, Guatemala, el 17 de enero de 2020.

El Instituto Guatemalteco de Migración estima que, para esa hora, una cifra entre 7.000 y 8.000 migrantes habían entrado a territorio guatemalteco de forma irregular. La mayoría caminaba por la carretera sin separarse de los demás, para continuar su trayecto sin que las autoridades de seguridad los detuviera.

Primer enfrentamiento

La situación se tornó violenta al llegar al kilómetro 177 en Vado Hondo, jurisdicción del departamento de Chiquimula, donde había un puesto de control migratorio.

Miembros del Ejército estaban custodiando en fila a lo ancho de la carretera para impedir el paso de quienes no se registraran debidamente, pero entonces, la multitud empezó a romper la barrera para cruzar por la fuerza.

Algunos lograron hacerlo y avanzar de forma individual. Las autoridades de migración insistían en el registro de los migrantes. Ese grupo permaneció ahí durante toda la noche, mientras los que lograron cruzar la barrera eran ubicados más adelante en los puestos de control migratorio instalados.

Hondurans taking part in a new caravan of migrants set head to the United States, clash with Guatemalan soldiers as they try to…
La caravana de migrantes choca con la barrera de policías y soldados guatemaltecos en Vado Hondo, Guatemala, el 17 de enero de 2021.

Segundo enfrentamiento

Durante la mañana del domingo 17 se registró un nuevo enfrentamiento entre migrantes y soldados guatemaltecos.

El último grupo grande se unió a los que permanecieron en el kilómetro 177 en Vado Hondo, Chiquimula, y nuevamente intentaron cruzar por la fuerza, rompiendo la barrera humana que había sido reforzada con mayor número de soldados.

En el enfrentamiento, los soldados repelieron a la multitud con golpes, mientras también eran atacados con piedras. Como resultado, varios migrantes resultaron con heridas, así como personal del ejército y de Migración.

En el lugar había presencia de policías de las fuerzas especiales para evitar el paso de los migrantes en una segunda barrera. Mientras tanto, el paso de vehículos permaneció totalmente suspendido, pues la carretera estaba ocupada con la masiva caravana y la fuerte cantidad de elementos de seguridad.

Hondurans taking part in a new caravan of migrants, set to head to the United States, rest on a road, in Vado Hondo, Guatemala…
Un grupo de hondureños de la nueva caravana de migrantes descansan en Vado Hondo, Guatemala el 17 de enero de 2021.

Pasado el mediodía, un hondureño fue detenido en ese mismo lugar, acusado de delinquir, en medio de la caravana.

Por la tarde, representantes de la PDH llegaron al lugar para enviar un mensaje a los migrantes y promover la migración regular, ordenada y segura. Con un megáfono, la delegada de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Reyna Manuel, les solicitó a los hondureños que accedieran a retirarse de la carretera y dejar pasar a los vehículos que quedaron atrapados.

“Lo que nosotros queremos pedirles de favor es que ustedes accedan a habilitar una vía para que el tráfico comience a fluir”, indicó Manuel, quien además les recordó que quienes quisieran registrarse para retornar a Honduras, podían hacerlo con ayuda de Migración.

“Quienes quieran regresar de forma voluntaria hay vehículos para ser trasladados, están a tiempo, las fronteras están cerca. Ustedes regresan a la frontera, hacen su trámite como tiene que ser y ustedes pueden ingresar a Guatemala”, indicó la delegada.

Hondureño da positivo a COVID-19

Según el informe del Instituto Guatemalteco de Migración, una persona de nacionalidad hondureña dio positivo a una prueba de COVID-19 tomada en el Puesto de Control fronterizo del departamento de Zacapa. En otros puestos de control también se ha identificado a personas hondureñas que forman parte de la caravana, quienes han sido retornados de forma voluntaria a su país.

Hasta el cierre del domingo, más de 1.300 personas habían sido retornadas a Honduras, según autoridades de migración.