COVID-19 puede haberse diseminado a los humanos desde octubre de 2019

“Las estimaciones filogenéticas respaldan que la pandemia de COVID-2 comenzó en algún momento alrededor del 6 de octubre al 11 de diciembre de 2019, que corresponde al momento del salto del huésped a los humanos”.

Un estudio genético de muestras de más de 7,500 personas infectadas con COVID-19 sugiere que el nuevo coronavirus se propagó rápidamente por todo el mundo después de surgir en China en algún momento entre octubre y diciembre del año pasado, dijeron el miércoles científicos.

Los científicos del Instituto de Genética del University College London encontraron casi 200 mutaciones genéticas recurrentes del nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2, que según los investigadores de la UCL mostraron cómo se está adaptando a sus huéspedes humanos mientras se propaga.

“Las estimaciones filogenéticas respaldan que la pandemia de COVID-2 comenzó en algún momento alrededor del 6 de octubre de 2019 al 11 de diciembre de 2019, que corresponde al momento del salto del huésped a los humanos”, escribió el equipo de investigación, codirigido por Francois Balloux en un estudio publicado en la revista Infection, Genetics and Evolution, según The Jerusalem Post.

Balloux dijo que el análisis también encontró que el virus estaba y está mutando, como sucede normalmente con los virus, y que una gran proporción de la diversidad genética global del virus que causa COVID-19 se encontró en todos los países más afectados.

Eso sugiere que el SARS-CoV-2 se transmitió ampliamente en todo el mundo desde el comienzo de la epidemia, dijo.

“Todos los virus mutan naturalmente. Las mutaciones en sí mismas no son algo malo y no hay nada que sugiera que el SARS-CoV-2 esté mutando más rápido o más lento de lo esperado”, dijo. “Hasta ahora, no podemos decir si el SARS-CoV-2 se está volviendo más o menos letal y contagioso”.

En un segundo estudio también publicado el miércoles, los científicos de la Universidad de Glasgow en Gran Bretaña, que también analizaron muestras de virus SARS-CoV-2, dijeron que sus hallazgos mostraron que el trabajo previo que sugería que había dos cepas diferentes era inexacto.

Un estudio preliminar realizado por científicos chinos en marzo sugirió que podría haber dos cepas del nuevo coronavirus que causaban infecciones allí, y que había más que eran más “agresivas” que la otra.

Pero, publicando su análisis en la revista Virus Evolution, el equipo de Glasgow dijo que solo circulaba un tipo de virus.

Se ha informado que más de 3.71 millones de personas están infectadas por el nuevo coronavirus a nivel mundial y 258,186 han muerto, según un recuento de Reuters.

Se han reportado casos en más de 210 países y territorios desde que se identificaron por primera vez en China en diciembre de 2019.

Los estudios genéticos ofrecen información “fascinante” sobre la evolución del virus y enfatizan que es “un objetivo móvil con un destino evolutivo desconocido”, dijo Jonathan Stoye, jefe de la división de virología del Instituto Británico Francis Crick.

“Toda la evidencia es completamente consistente con un origen hacia fines del año pasado, y no hay razón para cuestionar eso de ninguna manera”, dijo Stoye.

Un estudio realizado por científicos franceses publicado a principios de esta semana descubrió que un hombre en Francia estaba infectado con COVID-19 el 27 de diciembre, casi un mes antes de que las autoridades confirmaran los primeros casos.

La Organización Mundial de la Salud dijo que el caso francés “no era sorprendente” e instó a los países a investigar cualquier otro caso temprano sospechoso.

El equipo de Balloux examinó los genomas de más de 7,500 virus de pacientes infectados en todo el mundo. Sus resultados se suman a un creciente cuerpo de evidencia de que los virus SARS-CoV-2 comparten un ancestro común a fines de 2019, lo que sugiere que fue cuando el virus saltó de un huésped animal anterior a las personas.

Los investigadores de UCL también encontraron casi 200 pequeños cambios genéticos, o mutaciones, en los genomas del coronavirus que analizaron, hallazgos que Balloux dijo que ofrecieron pistas útiles para los investigadores que buscan desarrollar medicamentos y vacunas.