COVID-19 pudo estar presente en Wuhan desde agosto

Un aparente aumento en el tráfico fuera de los hospitales de Wuhan desde agosto de 2019 sugiere que el coronavirus golpeó el área antes de lo informado por China, según un estudio.

Investigadores de Harvard dicen que las imágenes satelitales muestran un aumento en el tráfico fuera de cinco hospitales en la ciudad china desde finales de agosto hasta diciembre.

El aumento del tráfico coincidió con un aumento en las búsquedas en línea de información sobre síntomas como “tos” y “diarrea” relacionados con coronavirus.

China descalificó el estudio tachándolo de “ridículo” y que se basó en información “superficial”, de acuerdo al reporte de la BBC.

“Claramente, hubo un cierto nivel de interrupción social mucho antes de lo que previamente se identificó como el inicio de la nueva pandemia de coronavirus “, Dijo el Dr. John Brownstein, quien dirigió la investigación, a ABC News.

El estudio no ha sido validado por otras instituciones.

¿Qué mostró el estudio?

Los investigadores examinaron datos de satélites comerciales de fuera de cinco hospitales de Wuhan, comparando datos de finales de verano y otoño de 2018 con el mismo período de tiempo en 2019.

En un caso, los investigadores contaron 171 automóviles estacionados en uno de los hospitales más grandes de Wuhan, el Hospital Tianyou en octubre de 2018. Los datos satelitales de la misma época en 2019 mostraron 285 vehículos en el mismo lugar, un aumento del 67%.

Al mismo tiempo, surgió un aumento en las búsquedas en línea de palabras asociadas con los síntomas del coronavirus en el motor de búsqueda chino Baidu.

“Se trata de un creciente cuerpo de información que apunta a que algo estaba ocurriendo en Wuhan en ese momento. Todavía se necesitan muchos estudios para descubrir completamente lo que sucedió y para que las personas realmente aprendan cómo se desarrollan y emergen estos brotes de enfermedades en las poblaciones. Así que este es solo otro punto de evidencia”, dijo el Dr. Brownstein.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, desestimó los hallazgos en una conferencia de prensa este martes.

“Creo que es ridículo, increíblemente ridículo, llegar a esta conclusión basada en observaciones superficiales como el volumen de tráfico”, refutó la funcionaria.

¿Cuáles son las implicaciones del estudio?

Los investigadores estudiaron y anotaron imágenes satelitales que muestran que los hospitales de Wuhan en China informaron casos de neumonía con una causa no identificada a la OMS el 31 de diciembre de 2019.

Nueve días después, las autoridades chinas revelaron que habían detectado un nuevo coronavirus, más tarde llamado Sars-CoV-2, el virus causante COVID-19, en varios de los casos de neumonía.

Wuhan y otras ciudades chinas fueron bloqueadas el 23 de enero de 2020. La OMS declaró a COVID-19 una emergencia de salud pública de preocupación mundial el 30 de enero de 2020, esto siguió a 82 casos confirmados fuera de China.

Los eventos precisos en torno a la línea de tiempo del virus aún no están claros, más de seis meses después.

El primer grupo conocido de casos en Wuhan en diciembre de 2019 se centró en un mercado local de mariscos, que también vendía animales vivos, incluidos animales salvajes.

Las pruebas sugieren que el virus estaba presente de alguna forma, pero no todos los casos estaban relacionados con el mercado y no se ha identificado ninguna fuente animal.

Desde entonces, ha surgido evidencia que sugiere que el virus podría haber estado circulando antes, incluso de un médico francés que dijo que su paciente dio positivo por coronavirus a fines de diciembre.

A raíz de la publicación surge una nueva pista intrigante, obtenida no de la evidencia directa, sino del estudio de imágenes satelitales y términos de búsqueda en Internet, que sugieren que el tráfico hospitalario y las búsquedas en Internet de síntomas aumentaron en Wuhan a fines del verano o principios del otoño.

Solo una investigación adicional sobre el virus, tanto en animales como en humanos, dará una respuesta, aunque es posible que nunca sepamos exactamente dónde y cuándo surgió.