COVID-19: México alista 2 mil voluntarios para pruebas de la vacuna rusa y participará en estudios clínicos de la vacuna italiana

El secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, informó que México acordó participar en la tercera fase de la vacuna rusa Sputnik V con 2 mil voluntarios y colaborar en los estudios clínicos de la vacuna GRAD-COB2 de bandera italiana.

En la conferencia matutina, desde Palacio Nacional, Ebrard destacó que Rusia enviará en los próximos días los protocolos de su vacuna para analizar la colaboración de México en la tercera fase de la vacuna Sputnik-5, para la cual ya cuentan con 2 mil voluntarios.

“Hemos solicitado dosis necesarias, información técnica y protocolos correspondientes que serán analizados por la autoridad regulatoria mexicana y el sector salud”, indicó el canciller mexicano.

Ebrar Casaubón detalló que ayer tuvo un acercamiento con el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzan de Italia para que México participe en los estudios clínicos de la vacuna GRAD-COB2.

“Ayer tuvimos una muy buena noticia desde Italia. El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzani para que nuestro país participe en lo que será los estudios clínicos de lo que será su vacuna GRAD-C0B2”, señaló.

El lunes, Italia comenzó a probar en humanos su vacuna creada totalmente en ese país, con el arranque de la primera fase en un hospital de Roma, donde se inoculó una dosis al primer voluntario.

El funcionario mexicano también comentó que una misión de expertos de Alemania se reunió con autoridades mexicanas para tener un intercambio de experiencias sobre la pandemia además de la donación de 100 mil pruebas PCR por parte del gobierno alemán.

El secretario de Relaciones Exteriores recordó que en México se están desarrollando 19 proyectos de investigación del coronavirus, además de los cuatro proyectos mexicanos para una vacuna.

“El gobierno está apoyando los diseños con cuatro instituciones para las vacunas que son: la vacuna de nanoplásmidos npJS19 del Instituto Gould-Stephano/ITSEM; la vacuna basada en despliegue de epítopos del Instituto de Biotecnología de la UNAM; la vacuna basada en una quimera recombinante multiepitópica de la Universidad Autónoma de Querétaro; y la vacuna basada en el virus de la enfermedad de Newcastle Laboratorios Avimex/IMSS”, detalló.