COVID-19: distribución equitativa de vacunas comenzará en 2021

COVAX es una alianza de países que han recaudado fondos para ayudar a comprar y distribuir vacunas para el COVID-19 en países de ingresos bajos y medios. Ya tienen una parte comprada y están negociando con varias otras farmacéuticas. Lo que pretenden es que la demanda de vacunas de los países ricos no deje sin acceso a ellas a los países pobres.

Casi 2.000 millones de dosis de vacunas para el COVID-19 han sido adquiridas para una distribución equitativa en 2021 a 190 países que han firmado una sociedad con la Organización Mundial de la Salud, según un anuncio realizado el viernes por dicho grupo.

Funcionarios de los fabricantes de las vacunas dijeron que esperan que las entregas inicien en el primer trimestre del próximo año.

La Sociedad, conocida como COVAX, dijo que el suministro incluirá al menos 1.300 millones de dosis para países de ingresos bajos o medios.

Con la vacuna empezando a llegar a países de altos ingresos y una segunda que acaba de ser autorizada en Estados Unidos, el resto del mundo se pregunta cuando les llegará el tratamiento salvador de vidas.

COVAX fue establecida para evitar las usuales demoras en el acceso a suministros médicos entre los países pobres y los países ricos.

“Nuestra meta de un acceso equitativo a las vacunas para el COVID-19 está viva y en buenas condiciones”, dijo Seth Berkley, el presidente de GAVI, la alianza para las vacunas que encabezará la distribución de las vacunas de COVAX.

Berkley dijo que espera que el primer tramo de vacunas para cubrir a trabajadores de la salud y otras personas vulnerables pueda ser distribuido a finales de junio. La distribución entonces se aceleraría, para entregar suficiente para inmunizar al 20 por ciento de las poblaciones de los países miembros de COVAX para finales del año.

‘Hipotético’

Sin embargo, ninguna de las vacunas en el portafolio del grupo ha recibido aprobación aún, y hay interrogantes pendientes sobre el financiamiento para comprarlas o distribuirlas.

“Es difícil ver cómo los 2.000 millones de dosis sea algo hipotético en este momento”, dijo Kate Elder, principal asesora sobre vacunas del grupo Doctores Sin Fronteras.

Según el anuncio, COVAZ ha firmado un memorándum de entendimiento con la compañía farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson para 500 millones de dosis de su vacuna, la cual todavía está en las pruebas clínicas. La compañía dice que espera tener los resultados en enero.

COVAX también ha firmado una compra anticipada del farmacéutico británico AstraZeneca, para 170 millones de dosis de su candidata a vacuna.

Esa cifra es mucho más pequeña que los 300 millones de dosis enumeradas en el memorándum de entendimiento de junio, dijo Elder.

El Instituto Serum, de India, ha acordado fabricar unos 1.100 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca o una candidata a vacuna de la estadounidense Novavax, aún en desarrollo. La compañía farmacéutica francesa Sanofi y la alemana GSK también han acordado suplir 200 millones de dosis de su producto conjunto, que recientemente sufrió un revés en sus pruebas clínicas.

COVAX actualmente no tiene acceso a las dos principales vacunas de las empresas Moderna o los aliados Pfizer-BioNTech.

La vacuna de Pfizer ya empezó a ser distribuida en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Moderna recibió autorización en Estados Unidos el viernes.

COVAX está en discusiones con esas compañías pero no ha logrado un acuerdo, dijo Richard Hatchett, presidente de la Coalición para las Preparación e innovación ante Epidemias, que encabeza la investigación y desarrollo para COVAX.

La organización ha recaudado 2.400 millones de dólares para empezar a comprar vacunas para los países de ingresos medios y bajos. Dice que necesitará unos 4.600 millones de dólares adicionales para completar el proceso, así como 800 millones para la investigación y desarrollo, y 1.400 millones para apoyar la distribución de las vacunas.

“Aún necesitamos más dosis. Y sí, aún necesitamos más dinero. Pero tenemos un sendero claro para asegurar los 2.000 millones de dosis iniciales”, dijo Berkley, de GAVI.