Coronavirus: Israel prevé cerrar escuelas el miércoles y cierre nacional a partir del viernes a las 6 am

El Ministerio de Salud propone comenzar el nuevo cierre nacional por coronavirus a las 6 a.m. del viernes 18 de septiembre y cerrar las escuelas el miércoles 16 de septiembre, según informes generalizados en los medios hebreos el sábado, citando nuevos detalles de los planes de cierre en múltiples fases.

Mientras el gobierno finaliza la propuesta para un nuevo cierre nacional, el Ministerio de Finanzas dijo que evaluará el daño de $ 5.2 mil millones a la economía como mínimo

El plan se presentará ante el gabinete para su aprobación el domingo.

La primera fase, que durará al menos dos semanas, verá a la mayoría de los israelíes limitados a desplazarse a 500 metros desde sus hogares, excepto para necesidades esenciales como alimentos y medicinas. Todas las tiendas no esenciales estarán cerradas al público, aunque se les permitirá realizar servicio a domicilio. Los restaurantes solo podrán operar con comida para llevar y servicio a domicilio.

Los lugares de trabajo podrán operar al 30 por ciento de su capacidad, o 10 empleados, el mayor de los dos. Se harán excepciones para ciertas operaciones esenciales.

Las oraciones públicas en Rosh Hashaná y Yom Kipur se permitirán bajo ciertas limitaciones aún no perfiladas, dijeron los informes, pero el ministerio sugiere oraciones en grupos de 20 en áreas abiertas. En áreas con altas tasas de infección, las oraciones interiores se llevarán a cabo en grupos de 10, y el número de grupos dependerá del tamaño del espacio. En otras áreas, las oraciones interiores se llevarán a cabo en grupos de 25, y el número de grupos dependerá del tamaño del espacio.

Las evaluaciones del Ministerio de Finanzas dicen que el costo para la economía del país de los cierres por días festivos ascenderá a NIS 18 mil millones ($ 5.2 mil millones) como mínimo, dijo Canal 12.

La segunda fase está programada para comenzar alrededor del 1 de octubre, sujeta a desarrollos, y durará alrededor de dos semanas. Se está designando como período de “restricción más estricta”, durante el cual las reuniones al aire libre para todo el país estarán limitadas a 50 personas y en interiores a 25. No se permitirá el tránsito entre ciudades. Las actividades de ocio y entretenimiento permanecerán cerradas. Los lugares comerciales seguirán sin poder recibir clientes y los lugares de trabajo podrán operar al 30% -50% de su capacidad.

Una oficial de policia redacta una multa para una mujer que no llevaba mascara en Jerusalen, el 24 de junio de 2020 (Olivier Fitoussi / Flash90).

En la tercera y última fase, el gobierno volverá a imponer el plan denominado “semáforo”, que aborda cada ciudad y pueblo en función de su tasa de morbilidad.

Con el país enfrentando su segundo cierre nacional y las políticas pandémicas del gobierno siendo ampliamente percibidas como desordenadas y en ocasiones aleatorias, muchas empresas se han comprometido en los últimos días a desafiar las órdenes de cierre, diciendo que no sobrevivirán a un nuevo cierre. Mientras tanto, los principales líderes empresariales advirtieron el viernes al primer ministro Benjamin Netanyahu que un nuevo cierre sería desastroso para la economía local.

Los informes han indicado que cientos, y quizás miles, de propietarios de negocios podrían negarse a cerrar si llegan las órdenes de cierre, al no poder soportar la carga financiera de un nuevo cierre. Los dueños de negocios han dicho que las promesas de compensación en el futuro son irrelevantes y que se negarán a cerrar sus puertas a menos que reciban ayuda del gobierno por adelantado.

Canal 13 informó que la Asociación de Fabricantes de Israel, la Cámara de Comercio y otros organismos empresariales escribieron en una carta al primer ministro que un nuevo bloqueo causaría una nueva ola de desempleo y provocaría “un ‘coronavirus económico’ cuyo efecto será mucho más destructivo que el coronavirus médico”, y advirtió que los efectos del daño a la economía podrían sentirse durante una década.

Dijeron que “los pasos esperados causarán lesiones mortales innecesariamente… las empresas y la economía no deben cerrarse. Debemos aprender a convivir con el coronavirus mientras mantenemos las regulaciones [de salud] y una aplicación agresiva”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *