Coronavirus: Israel aprueba uso de la píldora contra COVID-19 de Merck

El Ministerio de Salud de Israel anunció este domingo que aprobó la píldora antiCOVID de Merck, menos de dos semanas después de que la FDA de Estados Unidos aprobara el uso del medicamento, informó The Times of Israel.

El ministerio dijo que firmó un acuerdo con Merck para comprar molnupiravir, que se vende con el nombre de Lagevrio, y se espera que el primer envío llegue en los próximos días. No especificó cuántas píldoras acordó comprar.

Una fuente le dijo a la cadena israelí Kan que se compraron suficientes píldoras para tratar a varios miles de pacientes, con la opción de comprar más. El precio se estima en alrededor de 700 dólares por tratamiento de paciente, según el reporte, lo que lo haría más caro que un medicamento similar ofrecido por Pfizer, también comprado por Israel.

La píldora de Merck es menos eficaz para tratar el COVID-19 que la de Pfizer. Se toma dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas y en un ensayo de 1,400 participantes se demostró que reduce las hospitalizaciones y muertes por COVID-19 en un 30% entre las personas en riesgo.

La píldora de Pfizer redujo los mismos resultados en casi un 90%, está autorizada para personas de 12 años en adelante y tiene menos problemas de seguridad en general.

En general, aunque se encontró que ambos tratamientos se toleraron bien en los ensayos clínicos, se han planteado más preocupaciones potenciales sobre la píldora de Merck.

La FDA no ha autorizado la píldora de Merck para personas menores de 18 años porque puede afectar el crecimiento de los huesos y cartílagos. Tampoco se recomienda su uso en mujeres embarazadas debido al potencial de daño fetal, que se identificó en pruebas con animales, pero los médicos aún pueden decidir si los beneficios superan los riesgos en casos individuales.

Los expertos independientes convocados por la FDA votaron por un estrecho margen a favor de autorizar el molnupiravir a principios de diciembre. Varios de los que votaron “no” destacaron estos riesgos potenciales.

En su carta de autorización, la FDA enfatizó que debe tomarse solo cuando otras opciones no están disponibles o no son apropiadas.

El tratamiento de Pfizer puede causar reacciones adversas si se mezcla con ciertos otros medicamentos y no se recomienda para personas con insuficiencia renal o hepática grave.

Los datos iniciales sobre la eficacia del molnupiravir fueron más alentadores, lo que sugiere una reducción del 50% en el COVID grave, pero esa cifra se redujo posteriormente al 30% después de que el análisis final incluyó más casos.

Se toman ocho cápsulas de molnupiravir por vía oral durante cinco días, para un total de 40 cápsulas.

La molécula actúa incorporándose al genoma del virus, provocando mutaciones que impiden la replicación viral.

El medicamento ha sido previamente autorizada en Reino Unido y Dinamarca.

El jueves pasado llegó a Israel el primer envío de la pastilla de Pfizer, uno de los primeros países del mundo en recibir el fármaco, conocido como Paxlovid.

La entrega consistió en varias decenas de miles de píldoras. Se estima que el medicamento le costará al país alrededor de 530 dólares por paciente.

El Ministerio de Salud de Israel otorgó la aprobación de emergencia al medicamento Pfizer el domingo, una semana después de que la FDA hiciera lo mismo.

El jueves la estación Radio del Ejército reportó que Israel también está negociando con AstraZeneca la compra de su nuevo fármaco de anticuerpos COVID-19.

La prisa de Israel por obtener píldoras para tratar el COVID-19 se produce cuando la variante Ómicron, altamente infecciosa, ha aumentado rápidamente los contagios en lo que ahora es la quinta ola de coronavirus del país.

Las cifras del Ministerio de Salud publicadas el domingo por la mañana mostraron que el sábado se confirmaron 4,206 nuevos casos, una cifra afectada por la reducción de las pruebas los fines de semana, y la tasa de pruebas positivas aumentó al 4.57%.

Las nuevas infecciones diarias en Israel se han disparado de menos de 1,000 casos nuevos hace unos 10 días a casi 5,500 el viernes, y los casos activos casi se han triplicado en una semana a 33,333. El total de infecciones confirmadas desde el inicio de la pandemia asciende a cerca de 1.4 millones.

Sin embargo, los casos graves han experimentado un aumento mucho más moderado, de 77 el 22 de diciembre a 114 este domingo. El número de muertos se mantuvo en 8,244. Ha habido cuatro muertes relacionadas con COVID-19 en el país desde el 21 de diciembre.

Radio World Powered By : radioworld.com