Con golpes y forcejeos intentaron detener la caravana de migrantes en Chiapas, fronterizo con Guatemala

El grupo de migrantes integrado por haitianos, venezolanos y centroamericanos siguió de forma dispersa su camino rumbo a Estados Unidos.

Una caravana de migrantes centroamericanos, haitianos y venezolanos partió rumbo a Estados Unidos, pero en Chiapas las autoridades mexicanas intentaron detener al grupo de extranjeros que en medio de golpes y forcejeos logró seguir su camino. Al menos 40 personas fueron detenidas. Video de carácter ilustrativo no comercial/ https://twitter.com/pedrogerardo26/status/1432009870228787212 https://twitter.com/maguinc/status/1431746574485491715

Agentes de la Guardia Nacional (GN) y del Instituto Nacional de Migración (INM) implementaron el sábado en el municipio de Huehuetán, de Chiapas, fronterizo con Guatemala, un operativo para detener el paso de unos 700 migrantes centroamericanos, haitianos y venezolanos que se dirigían con rumbo a Estados Unidos.

La caravana partió la mañana del sábado desde la ciudad mexicana de Tapachula decidida a alcanzar el sueño americano, porque las autoridades no les resuelven su situación migratoria, pese que el trámite aseguran que lo iniciaron hace varios meses.

Los extranjeros, entre los que figuran niños, lograron pasar el primer retén en la comunidad de Viva México, principal salida de Tapachula, que conduce a la capital del estado, Tuxtla Gutiérrez.

Pero a la altura del municipio de Huehuetán, sobre la carretera costera, los agentes del INM y los miembros de la GN con sus equipos antidisturbios se cruzaron en plena vía para intentar detener a los cientos de migrantes que avanzaban, pero tras los forcejeos no lograron detenerlos y sólo pudieron ser capturadas unos 40 personas, detallan medios mexicanos.

Mientras que el resto en medio de los golpes y forcejeos logró seguir su camino hacia el centro del país y a la frontera con Estados Unidos, dijo a la AFP una fuente de la Guardia Nacional, que indicó que uno de los vehículos oficiales fue vandalizado.

Algunos migrantes lograron esquivar a las autoridades y de forma dispersa cruzaron por el monte o el río, para seguir su destino hacia el país americano.

Imágenes televisivas mostraron momentos de brutalidad en los que los agentes jalan a migrantes y tiran al suelo a uno que llevaba a un niño en los brazos.

Organismos de derechos humanos cuestionaron la forma en que procedieron las autoridades mexicanas. Entre las entidades que se pronunciaron está el Colectivo de Monitoreo y Documentación de Derechos Humanos del Sureste, quien denunció a través de Twitter agresiones por parte de las fuerzas de seguridad a los migrantes y señaló que hubo menores heridos, aunque sin especificar cuántos ni su gravedad.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, reaccionó también este domingo al operativo desarrollado por las autoridades mexicanas.

“Qué hará AMLO ante esta flagrante brutalidad de agentes del @INAMI_mx y la @GN_MEXICO_ contra un grupo de familias migrantes?”, se preguntó al comentar un video que muestra el momento en que algunos integrantes de la caravana eran agredidos con brutalidad.

Foto: Imagen de carácter ilustrativa y no comercial/ twitter.com/JMVivancoHRW/status/1432081172272721923

Un reporte de la agencia AP indicó que el sábado por la noche unas 200 personas de la caravana estaban llegando a Huixtla, según informó Heyman Vázquez, un sacerdote de este municipio que trabaja con migrantes.

El número de detenciones de indocumentados, incluidos menores no acompañados, batió un récord de 15 años en abril pasado en la frontera entre Estados Unidos y México. De las más de 178,600 personas interceptadas, el 82% provenía de México y Centroamérica.

El miércoles último, la Corte Suprema de Estados Unidos reinstauró una política migratoria que obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México su cita ante tribunales. El presidente estadounidense, Joe Biden, había suspendido esta medida.

 

Radio World Powered By : radioworld.com