Bloqueo de Trump en las redes: ¿Será el turno de algunos líderes de la región?

Analistas y usuarios de las redes miran hacia los “gobiernos autoritarios” de América Latina esperando que las principales compañías de tecnología también tomen medidas para poner límites a sus dirigentes.

MIAMI, FLORIDA – Las principales plataformas de redes sociales, como Facebook, Twitter, Instagram YouTube, bloquearon la cuenta del presidente Donald Trump. Nunca antes había pasado, pero las compañías tomaron la decisión tras los incidentes ocurridos en el Capitolio la semana pasada.

La razón que dieron sus portavoces es que el actual mandatario utilizó sus redes para “incitar a la violencia”.

La decisión ha creado una gran controversia, especialmente porque algunos consideran que es una medida que roza la censura, en tanto que se está privando la libertad de expresión a un individuo, mientras otros defienden que detrás de estas plataformas hay empresas privadas con sus propias regulaciones.

De igual forma, la medida ha creado un precedente y muchos ahora se preguntan si este caso va a ser algo aislado o en un futuro cercano también vamos a ver cómo otros líderes también son silenciados por sus actuaciones en internet.

Venezuela, Cuba y Nicaragua en el punto de mira

Muchos miran hacia a América Latina, donde algunos mandatarios como Nicolás Maduro (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua) o Miguel Díaz-Canel (Cuba) han utilizado la exposición pública en la red para movilizar a las masas e incitar las protestas violentas en la calle.

“Cuando el jefe del estado crea discursos de odio, cuando crea discursos divisionistas, cuando crea discursos que no están enmarcados en una convivencia democrática sin respeto a las instituciones democráticas, estas cosas tienden a suceder”, defendió el director general del Centro Interamericano de Gerencia Política, Carlos Escalante, durante una conversación con la Voz de América.

Por su parte, el analista y miembro del partido republicano en California Luis Alvarado considera que “hay un antes y un después” en la relación entre las compañías de redes sociales y los gobiernos no solo de Estados Unidos sino de todo el mundo.

“Donald Trump ha sido el primer paso, pero ojalá que sigan con los líderes de otros países que igualmente incitan mucha más violencia que el de Estados Unidos”, insistió Alvarado en referencia a los mandatarios mencionados anteriormente.

Por eso, muchos expertos políticos se preguntan qué va a pasar a partir de ahora y si, realmente, va a haber un cambio en la manera de regular estas plataformas. “Las redes sociales quieren mantener un balance entre la libre expresión de sus miembros y lo que recomienda la Constitución de cada país”, comentó el representante republicano.

El analista Carlos Pereira, de tendencia demócrata, recalca que las empresas como Facebook o Twitter “son compañías privadas que pueden hacer lo que quieran, incluso bloquear la cuenta al presidente de Estados Unidos”.

Pereira está convencido de que esa medida va a causar efecto en América Latina, sobre todo en “los gobiernos autoritarios”.

“Ellos aprovechan esas redes sociales para comunicar y coordinar abusos a los derechos humanos y persecuciones. Cuando ellos utilizan esas redes con ese fin su repercusión es mucho mayor y las consecuencias pueden ser muy graves, por lo que es necesario que haya una intervención”, manifestó.

Algunos ejemplos

Un informe de riesgos sobre América Latina publicado esta semana, indicó  que Maduro ha utilizado las redes sociales para amenazar a sus críticos y promulgar la violencia. Pero no ha sido el único en el Palacio de Miraflores en utilizar esa táctica, dice el texto. El funcionario de alto rango, Diosdado Cabello, -expone el informe-, amenazó con quitar la comida a quién no votara por su partido y, en varias ocasiones, ha defendido la FAES en internet, una organización acusada de cometer ejecuciones extrajudiciales en la nación sudamericana.

El mismo patrón de comportamiento, -afirma el texto-, lo encontramos en El Salvador, cuando el máximo mandatario Nayib Bukele envió las fuerzas del Ejército salvadoreño para presionar a sus oponentes durante un debate sobre la deuda. Bukele expresó su exaltación a través de las redes social sin ninguna consecuencia ni penalización en internet, advierte el documento.

En Cuba, el presidente Miguel Díaz-Canel, es activo en redes sociales, donde transmite el mensaje oficial mientras rige los destinos de la isla caribeña de sistema de partido único desde hace seis décadas.

En Centroamérica sobresalen los casos de Honduras y Nicaragua, cuyos presidentes, a través de estas plataformas, han seguido ejerciendo presión a la oposición, indica el reporte.

¿Fin a las convocatorias de movilizaciones sociales a través de las redes?

En los últimos tiempos se ha comprobado el poder de convocatoria de las redes sociales. Corría el año 2011 cuando se desencadenaron protestas masivas en Túnez y El Cairo gracias a las convocatorias por Facebook. En su momento, algunos analistas ya pronosticaban el poder de estas plataformas.

“El segmento de la población más conectado a internet tiene tasas de desempleo en algunos países del 40%”, comentó Joe Schoendorf, socio ejecutivo del fondo de capital riesgo de Silicon Valley, Accel Partners, en unas declaraciones recogidas por La Vanguardia.

En Egipto se vieron las primeras semillas, pero luego se han visto ese tipo de movilizaciones masivas en muchas ciudades del mundo. También en América Latina: en Venezuela o en Chile se han dado protestas callejeras con gran repercusión gracias al poder de convocatoria a través de la red.

Alvarado advierte que el mayor temor de las compañías de redes sociales es “ser acusadas de ser partícipes de instigación en eventos que terminan con violencia o sangre en las calles”.

“Para ellos no es un buen negocio ser acusados de poner primero su dinero frente a la sangre de la gente que sufre”, subraya.

Plataformas tecnológicas sin regulaciones, de momento

Por su parte, Escalante recuerda que “las redes sociales suponen un espacio libre de comunicación interna en la que cada quien acepta entrar bajo unas condiciones”, a pesar de que “no existe ninguna regulación” al respecto. Así que cada plataforma puede actuar según sus criterios.

Él considera que debería haber unas “regulaciones internacionales” para que estas empresas pudieran regirse de una forma más o menos uniforme en todo el mundo teniendo en cuenta que su impacto es global.

“Hace muchos años, cuando empezaron las líneas aéreas, no había regulación y se creó una bajo el amparo de la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo), así que yo creo que en algún momento vamos a estar en la misma situación con las regulaciones”, agregó.

Una demanda no soluciona nada

Los analistas consultados por la VOA coinciden al afirmar que, por ahora, una demanda judicial por haber sido bloqueado en redes sociales no va a tener ningún recorrido, precisamente porque el usuario, cuando se registra, acepta los términos y condiciones de la compañía dándole potestad para bloquear a su propia discreción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *