Biden podría nombrar a Hillary Clinton embajadora de la ONU

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton podría convertirse en embajadora de la administración Biden ante las Naciones Unidas, informó el jueves el Washington Post, citando a una persona familiarizada con la deliberación.

El candidato presidencial demócrata Joe Biden llamado ahora “presidente electo” por los principales medios estadounidenses, a pesar de los desafíos legales pendientes de la campaña de Trump que disputan los resultados de las elecciones estadounidenses, ya está formando un equipo de transición, y algunos de sus posibles candidatos para la nueva administración son muy familiares para todos los estadounidenses, según publica Nation.

Según el informe, la candidatura de la esposa de Bill Clinton, Hillary Clinton, se está “discutiendo” actualmente para encabezar la delegación de Estados Unidos ante el organismo internacional, pero aún no es seguro. Sin embargo, según los informes, el equipo de Biden cree que agregar a Clinton, quien perdió ante Donald Trump en 2016 y ha sido una crítica dura desde entonces, podría aumentar el prestigio de Estados Unidos a los ojos de la comunidad internacional después de la presidencia de su rival. Donald Trump no está tan ansioso por dejar la Casa Blanca.

Si bien Joe Biden ya está recibiendo llamadas de felicitación de posibles colegas, incluidos el presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro británico Boris Johnson, la campaña de Trump está presentando desafíos legales en todo Estados Unidos para disputar los resultados del conteo de votos en los estados clave de Michigan, Pensilvania y Georgia.

Sin embargo, su oponente demócrata ha estado formando un equipo de transición, con informes que sugieren que uno de los roles de alto perfil en su nueva oficina podría ser asumido por nada menos que el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien pronto podría dirigirse a Reino Unido como embajador de Estados Unidos.

El Washington Post también afirmó que el exasesor de seguridad nacional Ton Donilon, el exsenador de Delaware Ted Kaufman y el exjefe de gabinete Steve Richetti podrían asumir roles como asesores principales de Biden si, al final de todo el drama electoral, ocupa realmente su lugar en la Casa Blanca.

Biden dice que está “de vuelta”

Esta semana, el exasesor adjunto de Seguridad Nacional de Obama, Ben Rhodes, reveló que Biden ya ha estado discutiendo la “agenda” de su posible administración con líderes extranjeros, la noticia que ha afectado a los congresistas republicanos que vieron mucha hipocresía en este comportamiento, citando un caso escandaloso de Michael Flynn.

El exasesor de seguridad nacional de Trump, Flynn, fue acusado por los demócratas de violar la Ley Logan de 1799 con sus llamadas al embajador ruso en EE. UU. durante el período de transición en diciembre de 2016 por negociar potencialmente disputas con gobiernos extranjeros sin autorización cuando aún era un “ciudadano privado”. Al final, no fue incriminado en relación con esta legislación centenaria, pero muchos vieron los ataques contra el general condecorado del ejército como una “acusación política”.

“Pregúntese, ¿por qué siempre es una regla para los demócratas, una para el resto de nosotros?”, dijo el presentador de Fox News, Sean Hannity, el miércoles por la noche, mientras comentaba las noticias sobre las conversaciones de Biden con líderes extranjeros.

Hablando en Delaware el martes, Biden envió una pista a la multitud de que estaba ansioso por cambiar la posición de Estados Unidos en el mundo, proclamando audazmente: “Les estoy haciendo saber que Estados Unidos ha vuelto. Volveremos al juego”.

La ex primera dama de los Estados Unidos, Hillary Clinton, se desempeñó como Secretaria de Estado de los Estados Unidos de 2009 a 2013 bajo la presidencia de Barack Obama. Se postuló para la presidencia dos veces, ambas sin éxito, en 2008 perdiendo la nominación demócrata ante su futuro jefe Obama y luego, en 2016, concediendo la elección a Donald Trump a pesar de ganar el voto popular, debido a las reglas del Colegio Electoral.

Durante la campaña electoral de 2016, se reveló que Hillary Clinton utilizó ampliamente sus cuentas de correo electrónico personales para enviar información clasificada durante su mandato como secretaria de estado. El inspector general del Departamento de Estado finalmente encontró cientos de violaciones de los procedimientos de seguridad, pero concluyó que no fueron ni “sistemáticas” ni “deliberadas”. Este tema recibió una gran cobertura durante la campaña presidencial de Clinton.

Tras su derrota ante Trump, Clinton ha sostenido constantemente que su fracaso debe atribuirse a la “interferencia” de Rusia en las elecciones estadounidenses a través de una campaña de desinformación y un presunto pirateo de los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata, acusaciones que no han encontrado evidencia en el curso de una investigación de dos años realizada por el fiscal especial Robert Mueller.