Benjamín Netanyahu recalcó su intención de formar un gobierno de unidad amplio en Israel

El presidente de Reuven Rivlin encomendó finalmente este miércoles al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu la tarea para tratar de formar un nuevo gobierno en Israel, luego de que las negociaciones para impulsar un gobierno de unidad fracasaron.

Al inicio de sus palabras en un mensaje luego de la decisión de Rivlin, Netanyahu recalcó su intención de formar un gobierno de unidad amplio en Israel, al aceptar que carece de las posibilidades para establecer un gobierno con su bloque aliado de derecha, pero que estas no diferían mucho de las que poseía Gantz.

Señaló que un gobierno puede ser formado de manera rápida, un elemento en el que hizo énfasis, si es que hay voluntad, y que si esto demora, ocurrirá al último momento, cuando se genere la consciencia de que no existe otra opción. “No hay necesidad de perder el tiempo del país”, dijo.

Al resaltar su deseo de un gobierno de unidad, Netanyahu dijo que una de las principales razones para ello es la amenaza de Irán en contra de Israel, así como el reto económico y financiero que tiene de frente.

Declaró también que el plan de paz de Trump para resolver el conflicto palestino-israelí solo se presentará cuando exista un gobierno de unidad en Israel. Al tenor de esto, expresó que Israel mantiene una oportunidad histórica para definir sus fronteras definitivas.

“Es necesario un gobierno amplio nacional de unidad, y es necesario ahora. Y creo que todo mundo entiende que no habrá otra oportunidad. Haré todo lo posible para establecerlo bajo un liderazgo conjunto”, manifestó Netanyahu.

Aseguró que de no poder formar gobierno, devolverá el mandato que el presidente le ha otorgado, y que se determinará que no hay otra posibilidad más que el gobierno de unidad.

Por su parte, Rivlin aseguró que decidió darle el mandato a Netanyahu como consecuencia de que el bloque liderado por él consiguió 55 recomendaciones, una más de las recibidas por Gantz, por lo que, bajo estas circunstancias, posee más posibilidades para formar gobierno.

Sin embargo, notó que, dadas las circunstancias, no existe posibilidad para que un solo legislador pueda levantar por sí mismo un gobierno.

“Mientras existan boicots y segmentos descalificadores del público, mientras haya boicots personales, no se podrá formar ningún gobierno”, lamentó.

Rivlin reveló que ofreció a ambos una propuesta de un gobierno con rotación del cargo de primer ministro, pero que esta fue rechazada.

El plan también contemplaba una modificación de la ley para que en caso de que uno tuviera que estar ausente de la posición, en alusión aparente a las acusaciones sobre presunta corrupción que giran sobre Netanyahu, se otorgara más poderes para el primer ministro en funciones.

Enfatizó que los factores elementales para la formación de un nuevo gobierno en Israel están en las manos de todos los representantes de los partidos.

Dejó en claro que si Netanyahu no logra formar el gobierno en el tiempo que le confiere la ley, encargará la tarea a otro legislador

Remarcó su deseo de que no haya nuevas elecciones en Israel.