Benjamin Netanyahu participa en cumbre virtual de países que han controlado la epidemia de COVID-19

El primer ministro Benjamin Netanyahu fue parte este miércoles de una cumbre internacional con líderes de países que han controlado la epidemia de COVID-19 y han entrado en procesos de desconfinamiento.

Además de Netanyahu, participaron el canciller austríaco, Sebastián Kurz, el primer ministro australiano, Scott Morrison, el primer ministro danés, Mette Frederiksen, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, el primer ministro checo, Andrej Babiš, la primera ministra noruega, Erna Solberg, y la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern.

“La gente piensa que ha terminado [la pandemia]”, continuó Netanyahu, “pero yo les digo que no ha terminado. Les diré, como deben decirle [a sus ciudadanos], que si [un brote] vuelve a surgir, regresaremos al estado anterior”. Netanyahu dijo a Kurtz que sentía curiosidad por las condiciones en Austria, “porque confinó su Estado después de nosotros y lo desconfinó antes que nosotros”, informó The Jerusalem Post.

Los líderes discutieron la reapertura de aeropuertos, y la mayoría dijo que prefieren relanzar los vuelos locales primero, antes de reabrir los vuelos internacionales.

“Estoy seguro de que no desean que les enviemos casos, y tampoco queremos importar casos a Israel. No tengo ninguna sugerencia específica sobre cómo lograr esto además del hecho de que comenzamos a examinar este problema hace dos días. en nuestros aeropuertos”, dijo Netanyahu.

Los líderes también dijeron que la reapertura de las escuelas no conduciría a un segundo brote del virus, según la situación en sus países.

“Estamos reabriendo nuestra economía”, dijo Netanyahu en la reunión. “Lo más importante que abrimos son las escuelas y jardines de niños. Esto es lo que más me interesa saber de ustedes, ya que la pregunta que queda es si es un medio para la propagación del virus”, agregó.

Los líderes dijeron que la forma más eficiente de prevenir la propagación de la pandemia es a través de herramientas y medidas digitales, así como un mecanismo que reduzca el período de tiempo entre las pruebas y sus resultados a 24 horas.

Netanyahu agregó que dado que los aeropuertos inevitablemente volverán a abrirse también, deberán tomarse medidas para evitar poner en cuarentena a los pasajeros durante 14 días luego de su llegada. “Inevitablemente tendremos que tomar medidas agresivas para identificar casos por un lado, con pruebas [de coronavirus] antes y después de los vuelos”.