Benjamín Netanyahu en busca de opciones adicionales para ayudar a Líbano

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ha instruido a su gobierno a buscar opciones de ayuda para Líbano, adicionales a la asistencia humanitaria, luego de la explosión que azotó Beirut este martes.

“Luego de la aprobación del primer ministro Benjamín Netanyahu de la ayuda humanitaria y médica para Líbano, el primer ministro ordenó al jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Meir Ben Shabbat, a que entable comunicación con el enviado de la ONU, [Nickolay] Mladenov, para aclarar en qué más puede Israel ayudar a Líbano”, dijo un comunicado emitido por su oficina.

Poco antes, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, anunció la ayuda humanitaria que Israel ha ofrecido a Líbano luego de la masiva explosión que ha dejado miles de heridos y decenas de muertes, así como grandes daños en la ciudad.

El presidente israelí, Reuven Rivlin, en un mensaje de solidaridad al pueblo libanés, manifestó que Israel “extiende una mano amiga” a Líbano en estos momentos.

Israel ha negado de manera absoluta estar implicado en la explosión ocurrida en el puerto de Beirut, luego de rumores que apuntaron a que Jerusalén había estado detrás de la explosión como un posible golpe contra Hezbolá.

Las autoridades de Líbano han afirmado de manera preliminar que la explosión ocurrió en un almacén de material explosivo confiscado que se encontraba en el puerto de Beirut.

El trágico hecho ocurre en medio de la tensión que Israel ha vivido frente al grupo terrorista libanés Hezbolá desde hace dos semanas, luego de que un miembro de la organización murió durante un presunto ataque aéreo israelí en Siria.

Hezbolá amenazó con llevar a cabo represalias en contra de Israel, lo que llevó a este a reforzar sus defensas en la zona norte de su territorio.

Al menos dos infiltraciones de escuadrones terroristas, una desde Líbano y otra desde Siria, se han presentado en este lapso.

En la primera de ellas, ocurrida hace una semana, las tropas israelíes se limitaron a disparar fuego de advertencia, lo que empujó de nuevo hacia Líbano al escuadrón ligado a Hezbolá, que regresó ileso.

Mientras que en el último incidente, ocurrido el domingo, un escuadrón procedente desde Siria plantó explosivos en un puesto militar israelí en la zona de los Altos del Golán. El escuadrón, del que Israel desconoce a qué grupo pertenecía, terminó por ser eliminado en el sitio por las tropas israelíes.

Este último incidente tuvo como respuesta ayer un ataque aéreo de Israel contra sitios militares del régimen sirio.