Benjamin Netanyahu desiste de formar una nueva coalición

El primer ministro Benjamin Netanyahu anunció el lunes que no había logrado formar un gobierno mayoritario en el parlamento, lo que marcó un gran revés para el líder israelí en apuros que sumerge al país en un nuevo período de incertidumbre política.En un comunicado, Netanyahu dijo que había trabajado “incansablemente” para establecer un gobierno de unidad con su principal rival, el ex jefe militar Benny Gantz, pero que había sido rechazado repetidamente.

Al enfrentar la fecha límite del miércoles, Netanyahu dijo que estaba devolviendo el “mandato” al presidente Reuven Rivlin, quien ahora le pedirá a Gantz que intente formar una coalición. Gantz, sin embargo, podría enfrentar una tarea igualmente difícil.

Mientras Netanyahu permanece al frente de su partido Likud, su anuncio marcó la segunda vez este año que no ha podido formar un gobierno.

Con el fiscal general de Israel a decidir en las próximas semanas si acusar a Netanyahu en una serie de casos de corrupción, el líder israelí de larga data podría verse sometido a una fuerte presión para que se aparte. Un rival del partido, Gideon Saar, ya ha indicado que desafiaría a Netanyahu si Likud celebra una primaria. En las elecciones nacionales del mes pasado, Netanyahu no logró asegurar una mayoría parlamentaria de 61 escaños. Pero Rivlin le dio a Netanyahu la primera oportunidad de formar un gobierno porque tenía más apoyo, 55 legisladores, que Gantz, quien solo contaba con el apoyo de 54.

Netanyahu esperaba formar un amplio gobierno de “unidad” con Gantz, que encabeza el partido centrista Azul y Blanco. Pero Netanyahu insistió en que su coalición incluyera a sus aliados tradicionales, una colección de partidos de línea dura y religiosos, lo que provocó acusaciones de Gantz de que no estaba negociando de buena fe.

“Desde que recibí el mandato, he trabajado incansablemente tanto en público como detrás de escena para establecer un gobierno de unidad nacional amplio. Eso es lo que la gente quiere”, dijo Netanyahu en un comunicado.

“Durante las últimas semanas, hice todo lo posible para llevar a Benny Gantz a la mesa de negociaciones. Todos los esfuerzos para establecer un gobierno de unidad nacional amplio, todos los esfuerzos para evitar otra elección”, dijo. “Para mi pesar, una y otra vez declinó. Simplemente se negó”.

Para Netanyahu, quien cumplió 70 años el lunes, fue otro revés doloroso. En una elección anterior en abril, Netanyahu tampoco logró ganar una mayoría parlamentaria y se vio obligado a convocar las elecciones indecisas del 17 de septiembre. Ahora, por primera vez desde que Netanyahu fue elegido a principios de 2009, el país enfrenta la posibilidad de elegir un líder diferente.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com