Benjamín Netanyahu condena los “vergonzosos” incidentes en Washington

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, condenó hoy el “vergonzoso” asalto al Capitolio estadounidense por parte de seguidores del presidente saliente, Donald Trump.

“El asalto ayer del Capitolio fue un acto vergonzoso y debe ser condenado enérgicamente”, señaló el mandatario durante una conferencia de prensa conjunta con el secretario del Tesoro saliente de EE.UU., Steven Mnuchin, que se encuentra de visita oficial en Israel.

“El desorden y la violencia son lo opuesto a los valores que sabemos aprecian los estadounidenses e israelíes”, apuntó Netanyahu, que agregó que no tiene dudas de que la democracia estadounidense, que “ha inspirado por años a millones en todo el mundo y en Israel”, prevalecerá, “como siempre lo ha hecho”.

Mnuchin, por su parte, también se refirió a los incidentes de ayer en Washington, a los que caracterizó de “inaceptables”.

“Ahora es momento de que nuestra nación se una y respete el proceso democrático en los Estados Unidos”, mencionó.

Estas declaraciones se produjeron en el marco de una visita de Mnuchin a Jerusalén tras viajar ayer a Jartum para rubricar los denominados Acuerdos de Abraham, aplanando el camino para la normalización de relaciones diplomáticas entre Israel y Sudán, que fue mediada por Washington.

Además de Netanyahu, otros miembros del Ejecutivo condenaron el asalto al Capitolio, incluido el ministro de Exteriores, Gabi Ashkenazi, que llamó al “pueblo estadounidense y sus representantes electos” a defender los valores sobre los que fue fundada su nación.

Por otra parte, el ministro de Salud, Yuli Edelstein, aprovechó la oportunidad para trazar un paralelismo con las tensiones internas en Israel: “Debemos calmarnos antes de que las cosas se salgan de control también aquí”.

Los incidentes en Washington se produjeron mientras el Congreso se encontraba reunido para ratificar el resultado de las elecciones que dieron la victoria al demócrata Joe Biden, y dejaron un saldo de cuatro muertos, 14 policías heridos y al menos 52 detenidos.

Tras una interrupción de la sesión, el Congreso finalmente ratificó hoy el triunfo de Biden. EFE