Asmáticos tendrían menos posibilidades de contraer COVID

Personas con asma tienen hasta un 30% menos probabilidades de contraer el coronavirus, según un estudio de los Servicios de Salud Leumit de Israel.

El estudio titulado “Susceptibilidad de COVID-19 en el asma bronquial”, se publicará este mes en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Hay tres hipótesis de por qué los pacientes con asma podrían no contraer COVID, explicó el Dr. Eugene Merzon, director del Departamento de Atención Médica Administrada de los Servicios de Salud de Leumit.

La primera es física: la alergia respiratoria se asocia con reducciones significativas en los receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) en los pulmones, la proteína que proporciona el punto de entrada para que el virus se enganche e infecte las células humanas.

La segunda es sociológica: Las personas con asma tienen más probabilidades de sufrir casos graves de COVID-19. Por lo tanto, dijo Merzon, es más probable que usen cubrebocas, mantengan una sana distancia y una buena higiene.

Por último, el tratamiento del asma con corticoesteroides inhalados (CSI) podría reducir la probabilidad de contraer el virus.

Merzon explicó que la mayoría de las personas con asma crónica usan inhaladores. Los estudios han demostrado que el uso de CSI podría reducir la replicación de COVID-19.

“Se recomienda a estos pacientes seguir tomando su medicamento durante la pandemia”, agregó.

El estudio señala que hasta ahora, el asma bronquial no ha sido evaluada adecuadamente en relación con el COVID-19.

La investigación transversal retrospectiva, basada en la población, utilizó datos del fondo nacional de salud de Leumit. Específicamente, el fondo incluye a todos los miembros que fueron sometidos a la prueba de COVID-19 entre el 1 de febrero y el 30 de junio de 2020, 37,569 personas, de las cuales 2,266 dieron positivo.

Se encontró asma en 153 o el 6.75% de los pacientes que dieron positivo a COVID-19 y en 3,388 o 9.62% de los que dieron negativo.

Informes epidemiológicos anteriores de China e Italia revelaron que pocos pacientes con COVID-19 padecían asma. Se encontró asma en el 9% de los pacientes hospitalizados con COVID-19 en Nueva York y en el 14% en el Reino Unido, agregaron los autores.

“Estos datos se derivaron de la población de pacientes hospitalizados con COVID-19”, explicaron los investigadores. “Por lo que la prevalencia del asma puede ser diferente en pacientes ambulatorios con coronavirus”.

Además, señalaron que en brotes anteriores de síndrome respiratorio agudo, como el SARS en 2003, los pacientes con asma parecían ser menos susceptibles a la infección por coronavirus, que también utiliza el ACE2 como receptor de entrada. Sin embargo, “los receptores de entrada reportados para la mayoría de otros tipos de coronavirus no incluyen al ACE2 y agravan el asma al momento de la infección”.

El estudio podría ayudar a personalizar las recomendaciones para personas con enfermedades crónicas y permitir a profesionales de la salud diferenciar entre pacientes con mayor y menor riesgo de contraer el virus, concluyó Merzon.