Arrestan al menos 50 activistas prodemocracia en Hong Kong

Antony Blinken, el candidato a secretario de Estado del presidente electo de EE.UU. Joe Biden, emitió un comunicado en Twitter en el que calificó las redadas como “un asalto a quienes defienden valientemente los derechos universales” y prometió que la administración entrante “apoyará al pueblo de Hong Kong”.

Al menos 50 activistas a favor de la democracia fueron arrestados en Hong Kong el miércoles, en la mayor represión contra las fuerzas de oposición en la ciudad semiautónoma de China bajo la nueva ley de seguridad nacional.

Medios de prensa de Hong Kong informan que los arrestados en la redada de la madrugada del miércoles son varios miembros del Partido Democrático de Hong Kong que participaron en una elección primaria no oficial en julio pasado para elegir candidatos para las elecciones legislativas inicialmente programadas para septiembre, que se pospusieron debido a la pandemia de COVID-19.

Los candidatos esperaban obtener una mayoría de escaños en el Consejo Legislativo que les permitiría rechazar los presupuestos propuestos y cualquier legislación considerada pro-Beijing.

El partido dijo en su página de Facebook que los exlegisladores y activistas Benny Tai, James To, Lester Shum y Lam Cheuk-ting estaban entre los detenidos en las redadas.

Medios locales indicaron también dicen que John Clancey, un abogado estadounidense que trabaja para el destacado bufete de abogados de Hong Kong, Ho Tse Wai and Partners, que se ocupa de casos de derechos humanos, fue arrestado cuando la policía allanó las oficinas del bufete.

American lawyer John Clancey walks out of a building as he is taken away by police officers in Hong Kong, China January 6, 2021…
El abogado estadounidense John Clancey sale de un edificio mientras los agentes de policía se lo llevan en Hong Kong, China, el 6 de enero de 2021.

Otros objetivos de las redadas del miércoles incluyeron la sede de Stand News, un destacado sitio de noticias en línea a favor de la democracia. El video de la redada transmitido en vivo por un reportero de Stand News mostró a la policía emitiendo una orden judicial para que los editores entregaran documentos relacionados con una investigación de seguridad nacional.

Un mensaje publicado en la cuenta de Twitter del activista prodemocracia estudiantil encarcelado Joshua Wong dijo que la policía también allanó su casa el miércoles por la mañana. Wong actualmente cumple una sentencia de prisión de 13 meses y medio por organizar una protesta no autorizada en 2019.

Las redadas fueron condenadas por grupos internacionales de derechos humanos. Maya Wang, investigadora principal de China de Human Rights Watch, emitió un comunicado diciendo que las autoridades habían eliminado “el barniz restante de democracia” en Hong Kong, pero advirtió que “millones de habitantes de Hong Kong persistirán en su lucha por su derecho al voto y postularse para un cargo en un gobierno elegido democráticamente”.

Antony Blinken, el candidato a secretario de Estado del presidente electo de Estados Unidos Joe Biden, emitió un comunicado en Twitter en el que calificó las redadas como “un asalto a quienes defienden valientemente los derechos universales”.

“La administración Biden-Harris apoyará al pueblo de Hong Kong y se opondrá a la represión de la democracia por parte de Beijing”, escribió Blinken en Twitter.

El senador estadounidense Ben Sasse, miembro de la Comisión de Inteligencia del Senado, dijo que las redadas fueron una táctica del presidente chino, Xi Jinping, para aprovechar “un Estados Unidos dividido y distraído”.

“Estas despreciables redadas exponen al Partido Comunista chino por los dictadores cobardes que son”, dijo Sasse en su declaración.

Las autoridades de Hong Kong han reprimido cada vez más a las fuerzas prodemocráticas de la ciudad desde que Beijing impuso la nueva ley de seguridad nacional en julio pasado. Varios legisladores a favor de la democracia renunciaron en masa a fines del año pasado después de que cuatro de sus colegas fueran descalificados por el gobierno, mientras que varios activistas prominentes han sido arrestados y encarcelados, entre ellos Wong y el magnate de los medios de comunicación Jimmy Lai, de 73 años, quien fue arrestado el mes pasado por un cargo inicial de fraude, y desde entonces ha sido acusado bajo la nueva ley de “colusión extranjera”.

Según la ley, cualquier persona en Hong Kong que se considere que comete actos de terrorismo, separatismo, subversión del poder estatal o colusión con fuerzas extranjeras puede ser juzgada y enfrentar cadena perpetua si es declarada culpable.

La nueva ley fue impuesta por Beijing en respuesta a las manifestaciones masivas y a menudo violentas a favor de la democracia que envolvieron el centro financiero en la última mitad del año pasado. Es además la piedra angular de su creciente control sobre la ciudad, a la que se le otorgó una cantidad inusual de las libertades cuando Gran Bretaña entregó el control en 1997.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *