Argentina: entra en vigor el impuesto a la riqueza para combatir los efectos de la pandemia

Un nuevo impuesto a las grandes fortunas, que se espera sirva para pagar por suministros médicos y financiar la ayuda estatal en medio de la pandemia del coronavirus, entró en vigor en Argentina.

La iniciativa fue votada en el Senado en diciembre y con 42 votos a favor y 26 en contra fue aprobada. El viernes, el gobierno de Alberto Fernández oficializó su reglamentación y activación.

La llamada Ley de Aporte Solidario y Extraordinario concierne a más de 12.000 personas que declararon un patrimonio superior a 200 millones de pesos (US$2,5 millones) en todo el país.

El gobierno espera recaudar alrededor de US$3.000 millones. El dinero también ayudará a financiar becas y ayudas sociales.

Argentina ha sido una de las naciones sudamericanas más afectadas por la pandemia de coronavirus. Hasta el 29 de enero, registró cerca de 1,9 millones de casos confirmados y más de 47.000 muertes.

Apenas en octubre se convirtió en el quinto país en todo el mundo en superar el millón de casos, pasando a ser la nación más pequeña en llegar a esa cifra.

Un grupo de manifestantes se reunió frente a la Asamblea Nacional en noviembre cuando la cámara baja debatía la medida.
Un grupo de manifestantes se reunió frente a la Asamblea Nacional en noviembre cuando la cámara baja debatía la medida.

La medida promovida por el presidente Fernández ha sido criticada por la oposición, que la calificó de “confiscatoria”. La Sociedad Rural Argentina también ha expresado su preocupación de que el impuesto pueda volverse permanente.

Pero el país se ha visto gravemente afectado por la pandemia, que ha profundizado las ya elevadas tasas de desigualdad. Casi el 40% de la población del país vive por debajo del umbral de la pobreza, mientras que la tasa de desempleo se sitúa en el 11%.

El senador oficialista y presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, Carlos Caserio, aseguró en el debate en el Senado del mes pasado que la medida se trataba de una ayuda “única”: “Es un aporte que solicitamos a los altos y grandes patrimonios del país.

Por su parte, la oposición también teme que el impuesto desaliente a los inversores extranjeros.

Según la agencia de noticias AFP, el 20% del dinero recaudado será destinado para garantizar el abastecimiento de suministros médicos, 20% para socorrer a pequeñas y medianas empresas, otro 20% para becas estudiantiles, 15% para desarrollos sociales y el 25% restante para proyectos de gas natural.

fuente.bbcmundo