Anticuerpos contra Ómicron protegerían también de variante Delta

Un pequeño estudio de Sudáfrica publicado esta semana sugiere que el contagio por Ómicron podría proteger contra la variante Delta de COVID-19, informó The Times of Israel.

Durante la investigación, que aún no ha sido revisada por pares, se tomaron muestras de 15 personas con Ómicron, algunas vacunadas, y se examinó su capacidad de neutralizar las variantes Ómicron y Delta 14 días después.

En 13 casos se encontró un aumento de 14 veces en la capacidad de neutralizar Ómicron, y un aumento de 4.4 veces para neutralizar la variante Delta.

Los científicos destacaron que algunos participantes estaban vacunados y probablemente se contagiaron previamente por una variante anterior, lo que significa que en estos casos la neutralización de Delta no puede atribuirse definitivamente a Ómicron.

“Es probable que los participantes en este estudio se hayan contagiado previamente, y más de la mitad estaban vacunados. Por lo tanto, no está claro si lo que observamos es una neutralización eficaz de Delta por los anticuerpos de Ómicron, o inmunidad por infección y/o vacunación anterior”, señala el estudio.

Siete de los participantes estaban vacunados: tres con dos dosis de Pfizer, tres con una dosis de Johnson & Johnson y uno con dos dosis de Johnson & Johnson.

Once de los 15 participantes fueron hospitalizados, pero ninguno requirió tratamiento con oxígeno suplementario.

El estudio fue dirigido por Alex Sigal, investigador del Instituto de Investigación Sanitaria de África, nacido en la antigua Unión Soviética, quien posteriormente emigró a Israel, donde estudió en el Instituto de Ciencias Weizmann de Rehovot.

“El aumento de la inmunidad neutralizante contra Ómicron era de esperar, ya que es el virus con el que se contagiaron estos individuos”, tuiteó Sigal. “Sin embargo, también vimos que las mismas personas, especialmente las que fueron vacunadas, desarrollaron una mayor inmunidad contra la variante Delta”.

Sigal explicó que si Ómicron causa una enfermedad menos grave, podría ayudar a desplazar la Delta como la variante dominante si los infectados con Ómicron son menos propensos a contraer la variante anterior.

“Si esto es cierto, la perturbación que el COVID-19 ha causado en nuestras vidas podría ser menor”, dijo.

El estudio ha estado a la vanguardia de los conocimientos preliminares sobre la variante altamente contagiosa.

“El gran número esperado de personas infectadas con Ómicron en Israel y en todo el mundo puede, por tanto, aumentar significativamente el nivel de inmunidad de toda la población y ayudar a erradicar la Delta y otras variantes”, concluyó Eran Segal, biólogo computacional del Instituto Weizmann y uno de los principales asesores del gabinete de coronavirus de Israel.

Dos estudios británicos publicados la semana pasada sugieren que los contagios por Ómicron tienen menos probabilidades de causar hospitalizaciones en comparación con la variante Delta.

Los estudios preliminares en Escocia y Reino Unido, han sido acogidos con cautela por los expertos, quienes han subrayado que cualquier ventaja en cuanto a resultados más leves podría verse anulada por el hecho de que la nueva variante es más contagiosa y por lo tanto podría dar lugar a un mayor número de casos graves.

Ninguno de los estudios ha sido revisado por expertos, pero se suman a la creciente evidencia sobre los efectos de Ómicron.

No está claro si la disminución de la tasa de casos graves observada con Ómicron se debe a las características de la variante, o si parece más leve porque se enfrenta a poblaciones con mayor inmunidad por infección previa y vacunación.

Radio World Powered By : radioworld.com