América Latina y el Caribe superan las 550.000 muertes por COVID-19

A nivel mundial, Estados Unidos es el país con más fallecidos, con casi 400.000 decesos. Sin embargo, la región más afectada es Europa, seguida de la de Latinoamérica y el Caribe.

Algo más de 550.000 personas han muerto en América Latina y el Caribe, a causa de la pandemia de COVID-19 que azota al mundo, según cifras recopiladas por la Universidad Johns Hopkins, de Estados Unidos.

A corte del lunes en la mañana, 550.383 personas han fallecido como consecuencia del nuevo coronavirus, siendo Brasil el país con más óbitos (209.847), seguido por México (104.704) , Colombia (48.631) y y Argentina (45.407)

América Latina y el Caribe es la segunda región más golpeada, en número de fallecimientos, después de Europa (659.574), representando una cuarta parte de  los decesos a nivel mundial, los cuales suman actualmente un poco más de dos millones.

Las vacunas

A medida que crecen las cifras de contagios y fallecimientos en la región, las autoridades continúan endureciendo las medidas para frenar la propagación del virus y adelantando las labores para conseguir vacunas para sus habitantes lo antes posible.

En Brasil, el gobierno anunció que distribuirá todas las dosis de vacunas que tiene disponibles a los estados del país, a partir del lunes por la tarde, y que la jornada de vacunación iniciaría el miércoles.

En México, la vacunación comenzó en diciembre y el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador espera cerrar un acuerdo con el fabricante ruso de la vacuna Sputnik V y la autoridad sanitaria, Cofepris.

En el caso de Colombia, el gobierno extendió, la semana pasada, el cierre de sus fronteras terrestres y fluviales hasta el primero de marzo, y algunas de las principales ciudades con altos índices de COVID-19 continúan con toques de queda y una alta ocupación de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). La vacunación comenzará en febrero, según el gobierno.

El gobierno argentino, por su parte, comenzó la vacunación a finales de diciembre a miembros del personal de salud más expuesto a los contagios. El sábado recibió la segunda tanda de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus.