8 actividades para festejar Janucá en familia

Hay muchas formas de honrar un legado y celebrar una festividad. Cada persona y cada familia genera sus propias tradiciones aparte de las que la cultura común marca y esas tradiciones particulares son las que en muchos momentos le dan individualidad y permanencia en el tiempo a la festividad. Janucá es el momento ideal para fortalecer los valores familiares y tener momentos de convivencia íntima. Las siguientes ideas son actividades que se pueden hacer en familia durante la semana de Janucá.

I) Contar historias de Janucá

Desde tiempos inmemorables el cuentacuentos siempre fue una figura importante en la vida cultural de las personas; entretenía con su voz al pie de una fogata a viajeros cansados, mineros, campesinos o citadinos a plena luz del día en la plaza. Y existió como figura a lo largo de tribus, aldeas y ciudades, tenía y hasta la fecha un tanto tiene un lugar privilegiado porque son las historias que nos contamos lo que nos permite interpretar el mundo que nos rodea. Es a través de nuestra historia personal que entendemos e interpretamos nuestro presente y es también con historias que nos incluimos en un pasado tradicional. Janucá está llena de historias desde el Tanaj con Yosef, Yehudá y Tamar hasta los macabeos y Judit en la tradición oral. Es importante conocer y contar estas historias para entender a profundidad la festividad y los significados que pueden traer a nuestros días, se puede aprovechar el momento íntimo que el candelabro y las velas causan en la atmósfera para hacerlo. Pueden contarse o leerse en familia.

También se puede hacer con historias personales, inventadas por cada uno de los miembros de la familia, con relatos reales o con libros que hablen del invierno y la atmósfera que rodea a la festividad. El punto es pasar un tiempo juntos disfrutando de la narración de historias y el fuego de las velas.

II) Agradecer y compartir experiencias en familia

Uno de los elementos que más se remarcan de Janucá es la importancia de percibir a D-os en nuestro día a día y agradecer los pequeños detalles que la vida nos trae continuamente. Se nos habla mucho de los milagros naturales, la habilidad de maravillarnos frente al mundo y la historia del hombre en su caminar con D-os. Como actividad en familia uno puede abrir un espacio en la noche para hablar de las cosas en las que podemos estar agradecidos, de los milagros pequeños o grandes que Dios ha hecho en nuestra vida o de los misterios y las cosas que a través de los años siguen causadonos maravilla.

III) Hacer cualquier juego que involucre una perinola

Una de las tradiciones más populares de Janucá es el “dreidel” o “sevivón” es una perinola de cuatro lados con letras en hebreo con las que se recuerdan los milagros de Janucá. Popularmente se enseña que los niños judíos jugaban con ella frente a los soldados seleúcidas para disfrazar el estudio de Torá con juegos. Hoy es parte de las tradiciones de Janucá jugar con ella, suelen ponerse en el centro de una mesa con “guelt” (monedas de chocolate), dulces o regalos y asignarsele un valor a cada lado. Se pueden hacer muchas combinaciones con ella modernas, por ejemplo se puede jugar verdad o reto, avanzar fichas en un tablero o mezclar juegos de actuación con ella. Es un juego tan versátil que casi cualquier idea puede adecuarse a su forma de jugarse.

IV) Ver películas con tema judío

En Janucá recordamos también a los macabeos que se levantaron militarmente contra los seleucidas quienes querían aniquilar la Torá y las tradiciones judías. Si bien lo que celebramos son los milagros que Dios hizo en esa guerra como entregar a los muchos a manos de los pocos, los fuertes a manos de los débiles, los corruptos a manos de los justos; también es un momento para fortalecer la identidad judía y sentirnos orgullosos de la tradición tan bella que tenemos.

De forma un poco menos seria uno puede aprovechar la semana de Janucá para ver películas de temas judíos en la tarde en familia y reflexionar sobre ellos; o aprovechar la temporada para ver películas de invierno, pues Janucá justo ocurre en el solsticio de invierno.

V) Cocinar comida tradicional de Janucá

sufganiotOtra de las tradiciones de Janucá es comer cosas fritas en recuerdo al aceite que se encontró en el Templo para santificarlo; también se acostumbra a comer lácteos en recuerdo a la comida que sirvió Judith a Holofernes. Esto a lo largo del tiempo ha dado nacimiento a una gran variedad de platillos y alimentos tradicionales de Janucá; las más comunes son las sufganiot, una especie de donas rellenas que se comen con crema dulce o mermelada. También existen los latkes (tortitas de papa fritas), los ruguelaj y el tradicional guelt (monedas de chocolate) de Janucá. Uno puede cocinar cada una de estas cosas y es muy atractivo para los niños hacerlo en familia y decorar las golosinas juntos.

VI) Hacer un candelabro

Otra de las actividades que es muy común en Israel es organizar un concurso de candelabros, de esta forma a quien se le dan las artes y manualidades tiene la oportunidad de expresar su creatividad y el resultado es un objeto que se puede usar para sostener y adornar las velas de Janucá.

VII) Decorar la casa

Siempre que hay una festividad o cambio de estación traer el ambiente que se genera fuera de la casa adentro ayuda a que nos conectemos con el momento que estamos viviendo en ese punto. Decorar la casa de invierno o con motivos que nos recuerden a Janucá puede ser una actividad en familia que nos ayude a traer alegría a fiesta.

VIII) Hacer actos de caridad

Muchas familias acostumbran hacer actos de caridad en estas fechas, pues el frío del invierno afecta a partes importantes de la población mundial, por lo que a veces se organizan recolectas de despensa o abrigo en ciertas comunidades judías.

Radio World Powered By : radioworld.com