53 muertes por COVID-19 en Israel no reportadas entre julio y agosto; suman 779

El Ministerio de Salud de Israel admitió este miércoles que un total de 53 defunciones por COVID-19 no fueron reportadas entre los meses de julio y lo que va de agosto, por lo que la cifra total de fallecimientos se elevó de manera considerable.

El titular de la dependencia, Yuli Edelstein, aseguró ver esta falla “muy severamente” y ante ello “ordenó una revisión y que se le presenten recomendaciones [para evitar estos errores a futuro] dentro de la próxima semana”, dijo el Ministerio en un comunicado.

Los decesos que se confirmaron hasta hoy se registraron en casas de retiro de ancianos, los cuales se contaban mediante un sistema diferente al que lleva el de las demás muertes, por lo que buscará unificar todo el sistema, según dijo Jezy Levy, director general del Ministerio de Salud.

La dependencia gubernamental indicó que realizará una examinación para saber si existen otros casos de defunción por COVID-19 que no hayan sido reportados.

Hasta la mañana de este día, Israel registraba oficialmente 719 muertes por COVID-19, pero tras el ajuste realizado por su Ministerio de Salud, además de los decesos adicionales confirmados a lo largo de hoy, la cifra se elevó a 779.

Un incremento de más de 1,500 nuevos casos de coronavirus se registró en Israel en las últimas 24 horas, con 1,298 confirmados a lo largo de hoy.

Un total de 1,644 nuevos casos de coronavirus se confirmaron en total a lo largo del martes.

El número de personas que se han recuperado de la enfermedad es ya de 73,092.

Los contagios activos de coronavirus en Israel son actualmente 24.098, de los que 23,303 se encuentran aislados en su domicilio particular y en instalaciones especiales, mientras que 795 están hospitalizados.

La mayoría de los pacientes con enfermedad activa se encuentran estables, en tanto que 164 están en estado moderado y 398 están graves, de los que 118 están intubados a ventilación mecánica.

Según la dependencia gubernamental, un total de 27,911 pruebas de detección de coronavirus se realizaron a lo largo del martes.