11 profesionales de salud fallecen por Coronavirus en menos de dos meses El Salvador

El movimiento Salvador Allende estima han fallecido 154 empleados de salud a causa del nuevo virus. El Colegio Médico reporta la muerte de 70 doctores.

En una semana, cuatro trabajadores de salud de oriente y del occidente del país han fallecido a causa de COVID-19. Ayer murió el médico internista Rafael Maldonado, quien laboraba en Metapán, y el jueves la enfermera Margoth Esperanza Solis De Hernández, empleada en el hospital de Ahuachapán.

A ellos se suman las muertes de la enfermera Delfina González, que trabajaba en el departamento de pediatría del hospital Regional San Miguel, y del ginecólogo Mario Alberto López, del hospital de Metapán, ambas muertes reportadas a inicios de diciembre.

El vicepresidente del Colegio Médico, doctor Miguel Majano, expresó que desde el 7 de abril, cuando falleció el primer médico a causa de COVID-19, se han registrado 70 decesos de galenos. Julio fue el mes en el que se reportó la mayor cantidad de médicos fallecidos, con 30 casos. Además, agregó que tuvieron conocimiento que entre cuatro y cinco médicos presentaban coronavirus la semana anterior. No precisó si los dos doctores eran parte de dicha cifra.

Ante la actual situación, el Movimiento por la Salud Dr. Salvador Allende muestra su preocupación ante el incremento de muertes de personal sanitario. Según sus registros entre noviembre y lo que va de diciembre han muerto 11 trabajadores de salud, en su mayoría de la zona occidente y oriente del país.

El representante de la Asociación Pediátrica de Oriente, Edwin Romeo Pérez, analizó que tener “tantos muertos en tan poco tiempo es indicativo de que el número de casos se está incrementando, hay muchos pacientes sintomático o asintomáticos que son pacientes COVID, que no se están haciendo pruebas y que están a la espera de ver qué sucede con su enfermedad; si se complica van para el hospital y si no pasan en sus hogares, pero no se someten a la prueba”.

El pediatra señaló que es un problema que la mayor parte de la población no tiene acceso a una prueba de laboratorio para saber si es portador del virus.

Según datos recopilados por el movimiento de Salud hasta el día de ayer, hay un estimado de 154 decesos del personal de sanidad (de diferentes profesiones) a causa de COVID-19.

Al igual que la Asociación Pedriátrica de Oriente, el movimiento de médicos analizó que las muertes de trabajadores de salud están ligadas al ascenso de casos.

“Usted va ir viendo como el aumento de casos de COVID está íntimamente relacionado al fallecimiento de personal de salud, esto por las condiciones no solo de trabajo sino también por decisiones institucionales”, expuso el movimiento médico.

Además advirtió que el alza de muertes del personal sanitario no debería ser parámetro para identificar un alza de casos.

El vicepresidente del Colegio Médico, Miguel Majano, manifestó que en estos momentos se debería de estar promocionando educación en salud porque “el virus está en el ambiente”.

“El problema es que muchas personas son asintomáticas y uno no sabe con quién se va a topar. Ese es el problema que tenemos los médicos. Como profesionales de la salud debemos de tener ese cuidado”, dijo el profesional.

Confirmó que los casos de coronavirus se han incrementado por lo que recomendó a la población no solo aplicar alcohol gel y el uso de mascarillas; sino que también continuar practicando el distanciamiento social de al menos tres metros.

“Un mensaje a la población es que debe de tener presente que todavía estamos en pandemia; el problema todavía no se ha terminado”, agregó.

El movimiento Salvador Allende reiteró la importancia de que el personal d sanidad tenga disponible equipo de protección personal completo y de calidad, además de garantizar que tenga acceso a las pruebas periódicas de COVID-19, así como respetar el tiempo de cuarentena estipulado para prevenir contagios que es de 15 días.

Sin embargo, administrativamente, los trabajadores de salud deben trabajar aún convaleciente por la enfermedad, denunció el movimiento de salud.

El personal médico ya habla de una reinfección en personas que padecieron COVID-19 , es decir que después de su recuperación presentaron los mismos síntomas y al realizarse la prueba PCR dieron positivo.

Sin embargo el pediatra Pérez consideró que aún no se puede hablar de una reinfección pero sí que algunos pacientes pueden contraer una cepa diferente a la que les afectó por primera vez.

“Lastimosamente en el país no contamos con confirmación para poder decir si es una reinfección porque para eso habría necesidad de hacer cultivos virales del COVID. En otros países tienen la ventaja de hacer eso y lo han confirmado. La verdad es que la cantidad de casos es bien mínimo” consideró el galeno pero agregó que en el oriente del país existe un promedio de cinco médicos que han salido positivo en dos periodos diferentes.

También desde hace tres semanas se han incrementado los casos de infecciones respiratorias agudas, “para nosotros como pediatras ha incrementado el riesgo de contaminarnos por el mismo hecho del tipo de población que nosotros atendemos que es una población que no usa mascarilla. Varios miembros de la Asociación Pedriátrica de Oriente se han enfermado y algunos han estado bastante delicado”

El médico recomendó a los padres de familia tomar las precauciones y no confiarse al considerar que los síntomas que su hijo presenta es debido a los cambios de clima, también aconsejó a los padres ser sinceros cuando pasan consulta con un médico y comentar si algún miembro de la familia ha presentado algún síntoma de COVID-19 para que de esta forma los niños reciban un mejor tratamiento.